Veneciafrenia


Quien me iba a decir a mí que durante la semana de vacaciones en Gran Canaria, se iba a estrenar una peli de terror española, mayormente ninguneada por las dos cadenas de multicines, aunque al final en una de ellas pusieron un par de pases en el fin de semana y pude ir a verla, sin tener ni puta idea de la trama, sin haber visto jamás el trailer y solo con el extraño cartel y el curioso nombre. La película se titula Veneciafrenia y fliparía en colores si todavía sigue en algún cine.

Un grupo de julays barriobajeros se van de vacaciones a Venecia y chingar no chingan pero los chingan por culo pero que bien.

La trama de la película es muy compleja para filosofar pero lo resumiré en que un grupo de gilipollas españoles a los que odias desde el primer minuto y rezas por sus prontas muertes, llegan a Venecia en un barco crucero y la gente en la ciudad los odia tanto o más que yo y después de una fiesta en la que se cuelan, uno desaparece y en su búsqueda, van desapareciendo y muriendo otros en una estúpida y horrenda trama de ciudadanos de la ciudad en contra del turismo o algo así.

No me suena ninguno de los protagonistas de la peli y lo único que le pido a Jesusito de mi vida, que es niño como yo, es que no se me vuelvan a cruzar en películas, que son todos peri-patéticos y se merecen todo lo peor, siempre. La película comienza como una mielda y en sus primeros díez minutos ya se gana el premio a Puta mierda del copón y de ahí, del podio ese, ya no se bajaron. La trama es para retrasados jartos a esnifar gofio, Alex de la Iglesia, que normalmente es un buen director, aquí debía estar super-preocupado con algo que le empetaron por culo y no se centraba en su trabajo, los guionisas, obviamente, eran analfabetos funcionales y Venecia, ciudad muy linda, aquí parece una barriada marginal y periférica de cualquier lugar de España y no me extrañaría nada si me confirman que esto se rodó en Vecindario, capital de Mordor. Meten una pollada de trama de carnavales que no viene a cuento, que no pega ni con cola y que no es creíble. Esto no tiene pies ni cabeza y las pocas muertes que hay, están rodadas muy mal, están interpretadas peor y aunque yo estaba solo en el cine, me daban ganas de levantarme y dar una ovación en pie porque cada muerte era un gilipollas meno en la pantalla. Dura ochenta minutos que se sienten como cuatro horas y cuando estás a punto de entrar en el último, estás cagándote en la perra que los parió a todos y deseándoles lo peor.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, usa el dinero de la entrada en putas o en algo más satisfactorio. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, que no te engañe el cartel, esto es una bazofia.


3 respuestas a “Veneciafrenia”

  1. Con lo caras que son las entradas de cine en España, te buscas una de las putas sin dientes feas como Puerkagón y seguro que te da para un servicio, aunque solo sea una mamada, que eso es prácticamente un masaje del miembro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.