Asesinato en el Orient Express – Murder on the Orient Express

Murder on the Orient ExpressYo también pasé por mi fase de libros de Agatha Christie y por suerte la superé pronto ya que eran siempre más de lo mismo, te comía el tarro y al final siempre te salía conque el malaje era el que menos te esperabas así que llegó un momento en el que elegía al tonto del libro y acertaba siempre y acabé dejándolos de lado. Estoy caso convencido que el libro en el que se basa la película de hoy lo leí, aunque no creo que esté en casa de mi madre. La película es Murder on the Orient Express y en España se estrena este fin de semana con el título de Asesinato en el Orient Express.

A un julay lo matan en un tren y un pollardón investiga el asesinato

Hercules Poirot regresa desde Israel hacia Europa o algo así y se mete en el Orient Express desde Istanbul. Resulta que va en el vagón de los ricos con una chusma y una gentuza que no veas y matan a un pollaboba y se le retuerce el bigote y decide resolver el caso y encontrará que allí son todos truscolanes, malajes independentistas de lo peor y que todos quieren ir a Bélgica pa’follá menores y apoyar a su exiliado líder o algo así.

Desde el primer milisegundo de la película tienes la sensación que es cine viejuno. Pretendieron modernizar una película que en su momento tuvo su gloria pero no cuajó. Aparte del guión, demasiado enrevesado para los gustos actuales y además con todos sabiendo que van a cansarnos con falsas pistas hasta el infinito y más allá, lo peor, lo más asqueroso de la película, lo más vilipendiante y repugnante es el bigote de Kenneth Branagh. Solo se puede decir que es una puta mierda del copón, es como si le hubieran hecho en Estambul un transplante de pelo del coño de una mierdosa lideresa de la CUP truscolana y con la falta de humedad se le reviró todo. El bigote al parecer es la actuación y la cámara se regodea en eso una y otra vez que aparte de lo visual, no tiene nada. Del resto, Judi Dench está patética, Michelle Pfeiffer deleznable y acabadísima, Willem Dafoe parece sacado del tonel del Botox y hay peligro inmediato de explosión en su cara, que se ve más falsa que una constitución truscolana, Johnny Depp se debía pensar que aquello es un cómic y fue de eso, de personaje de cómic y acabé por cogerle tanta tirria que creo que su próxima película, sea la que sea, me la salto y finalmente, Penélope Cruz la pusieron de monja y ella para entrar en el papel se dejó crecer el bigotón y no hace más nada. Da igual la cantidad de famosos que metas si el director no es capaz de manejarlos y la historia no interesa. Esto hace cuarenta años era ameno, hoy no lo es, ya tenemos las viejas películas que son buenísimas y no necesitábamos otra. Cuando acabó, las carreras para abandonar el cine eran épicas.

Matará de tedio a cualquier miembro del Clan de los Orcos y si engaña a algún sub-intelectual con GafaPasta por la gente famosa y se le ocurre verla, probablemente rajará la butaca con su navajilla de la rabia tan grande que le dará. Mediocre y vulgar, algo para ver por la tele combinado con una siesta que te lleve desde los títulos del principio a los del final.

04/10

2 opiniones en “Asesinato en el Orient Express – Murder on the Orient Express”

  1. Buah que palo, cuando vi el elenco en el anuncio ya me tenían convencida…. incluso a pesar del Depp, que ya me repatea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *