Bajándome a Gran Canaria

Ha llegado la hora de ponerse en movimiento y migrar por unos días hacia el sur, hacia el hogar del sol y el verano. Cuando leáis estas líneas estaré paseando en el muelle de Ámsterdam para retratar para la posteridad el Amsterdam Sail 2005, el mayor evento naútico de los Países Bajos. Al mediodía, después de comer con mi amigo el turco y su novia, esa turca a la que ve una o dos veces al año durante dos o tres días y con la que dice mantener una relación, marcharé hacia el aeropuerto, me subiré a un avión de Martinair y bajaré tres mil kilómetros hacia el Sur, hasta Gran Canaria.

Esta es una gran oportunidad para que aquellos que leen estos renglones torcidos en esa isla redonda y maravillosa queden conmigo y nos tomemos unas cervezas. Una de las múltiples formas para localizarme es usando los comentarios de esta anotación.

Como sucede siempre que Distorsiones está de gira, la página seguirá actualizándose y continuaremos mirando la vida pasar desde allá abajo. Nos vemos en Las Palmas.

2 opiniones en “Bajándome a Gran Canaria”

  1. Tu no paras, no?? Para no ser maleducada, no voy a preguntar de donde carallo sacas tanto dinero para volar tantas veces tan lejos. Eso querer yo decir.

    Esto, mira, comprad las camisetas juntos, de hecho, comprale las camisetas a bleuge, me da panico lo que se le puede ocurrir a el!!!!! Y si mientras estas alli, termina en la suya, que te de la que es para mi y me mandais las dos juntas 🙂 Joe, que emocionado estoy por una mierda de camiseta!!!!

    Bueno, y cuidate mucho y aprovecha, que aqui han vuelto a poner la lluvia, 48 horas de sol son demasiadas…

  2. ehhhhhhh
    como que una mierda de camiseta 😀 jajajaja
    cuando seamos superstrellas de la tontoesfera, quiero decir, de la blogoesfera, todo el mundo querrá tener una!!!
    😀

Comentarios cerrados.