Brick Mansions (La fortaleza) – Brick Mansions

Brick MansionsLa maldición del abono ilimitado es que no discriminas. A mí hay trailers que me dan un mal yuyu de que te cagas y si tuviera que pagar la entrada, no iba al cine ni de coña. Como sucede que vaya o no al final del mes me cobran mis diecinueve leuros, pues termino pasando por la sala para ver cualquier cosa y así fue la manera en la que llegué a Brick Mansions, película que se estrenó en España hace un par de semanas con el fascinante título de Brick Mansions (La fortaleza), que digo yo, que o tiras para un lado o te vas para el otro pero no te quedas ahí en medio.

Un julay picoleto ha de salvar al mundo, al universo y hasta a Pakirrín de una desgracia muy grande provocada por los truscolanes de mierda

Un poli tiene que entrar en una barriada conflictiva como Jinámar pero que está amurallada para proteger al resto del universo de esa chusma y gentuza y ayudado por un ex-presidiario, ha de encargarse de un capo del crimen que controla el lugar y desbaratar el plan del mismo para acabar con toda la ciudad.

Lo peor que le puede pasar a una película de acción con tiros, explosiones, peleas y todo lo demás es que te duermas. Pues eso mismo fue lo que me sucedió a mí. Y no fue una sobadita de un par de minutos, creo que me noquearon como cuarenta minutos y cada vez que me despertaba miraba a la pantalla y volvía a dormirme de puro aburrimiento. La historia es patética, lo cual, si tenemos en cuenta que es un remake de una buena historia titulada Banlieue 13 y que en España se estrenó como Distrito 13, tiene aún más delito. El reciéntemente fallecido Paul Walker es el protagonista pero entre que la historia es malísima y que los diálogos chirrían hasta reventarte los tímpanos, no pudo hacer nada por destacar. Ni él ni nadie, que el resto directamente entran en la categoría de Güanabís que quieren actuar pero que no saben como hacerlo. Las peleas parecen bailes orquestados con mariconas viejas eurovisivas, con todo apestando a falso. Hay una tipa mala que lame a otra chama y que era tan mala actuando que cuando salía (y no estaba dormido) acabé por ponerme a jugar con el móvil para no tener que verla en pantalla. La cosa va de mal en peor y el climax final me pareció peripatético.

Es una mierda, la mires por donde la mires. Hasta el más lerdo de los miembros del Clan de los Orcos se dará cuenta de la falta de ritmo, de la estupidez narrativa, de los agujeros del tamaño de continentes en la trama y de lo malísimas que son las peleas. Obvia decir que un sub-intelectual de GafaPasta al que se le ocurra ir a ver esto puede dañar de manera permanente casi todas sus neuronas y dudo mucho que se recupere. Ni para ver por la tele. Simplemente, para olvidar.

02/10

Una respuesta a “Brick Mansions (La fortaleza) – Brick Mansions”

Comentarios cerrados.