Cada día – Every Day

Every DayNosotros los adolescentes, además de dejar el espejo del baño lindísimo con esas manchas blancas que son producto de las explosiones de los granos, tenemos nuestra propia literatura, que en inglés se conoce como YA y que creo que en español es eso que se conoce por literatura juvenil, historias simples y directas y con autores que gracias a todos los dioses, no son retorcidos y chabacanos como Umberto Eco y similares. Este tipo de literatura facilona me permite mantener mi ritmo de entre dos a tres libros por semana e incluso hacerme series interminables sobre temas específicos, como vampiros, zombies o amor de pellejas en el instituto, que viene a ser el tema del libro de la película de hoy, que por supuesto leí en su momento. La peli se llama Every Day y en España se estrena bien avanzado el mes de abril con el título de Cada día, que debe ser algún error porque por una vez en la vida casi que es una traducción correcta, como si dijéramos.

A una julay le pica el potorro y se lo rasca con cualquier rabo de hijo de vecino, por supuesto para darse chimpún

Una pava que tiene un novio gilipollas un día se lleva un sorpresón cuando el chamo resulta que es una bella persona y pasa el día con ella como si la quisiese por ser persona y no por la raja del coño. Al día siguiente el chamo como que pasa capítulo y entonces resulta que hay otro chamo que le hace tilín, o una chama, o un gordo, o incluso negros y descubre que hay una especie de parásito social que vive en el cuerpo de adolescentes durante un día, justo hasta la medianoche, como la Cenicienta y ese espíritu oKupa, se ha encoñado con ella y trata de convencerla de las ventajas de tener una variada dieta de rabos y chichis en tu vida. Para que después me digan los sub-intelectuales que la literatura juvenil no es interesante.

La idea es fantástica, pura ciencia ficción, misterio y coñas paranormales o para anormales, pero la implementación falló. El director no es capaz de manejar los recursos que tiene y al final tiró por lo blando y lo tonto y la película cansa con tanta iteración y tanto nuevo personaje que llega un rato en la vida de la chama y después sigue su camino. A la pobre de Angourie Rice le toca hacer de la piva que se encoña de un espíritu y aunque no lo hace mal, tampoco resulta muy creíble y está más claro que el agua cristalina que algunos y algunas de los que tuvo que abrazar y besar no le molaban nada, ya que igual que le pillaba un figurín que podría ser modelo, el siguiente puede ser una vacaburra, un gordo y hasta personas de otras razas. Ahí está el principal fallo, en la falta de constancia y en el exceso a la hora de mostrarnos y demostrarnos que en la variedad a veces no está el gusto sino el disgusto. En fin, que acabó como una película sosa.

Esto repelerá con una intensidad inusitada a todos los miembros del Clan de los Orcos, aunque sus hembras igual la vayan a ver. Tampoco es algo del gusto de los sub-intelectuales con GafaPasta. Más bien sosa.

05/10

Una respuesta a “Cada día – Every Day”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *