Casa flotante de madera

Casa flotante de madera

Varias veces por semana paso junto a la casa flotante que vemos hoy porque está en mi ruta hacia el cine y junto a un puente de bicicletas por el que paso. La base del edificio es un barco fluvial pero en este caso, es como si la hubiesen hecho por su cuenta, como un proyecto de esos para matar el tiempo. Lo primero es la elección de la madera, algo rarísimo y que yo sepa, en Utrecht, solo hay otra. Lo segundo es el diseño, que no hay por donde cogerlo. En la proa tenemos dos niveles, y en la popa hay una especie de chimenea de manera que está sellada con un ventanuco, con lo que no se sabe muy bien lo que es o lo que aporta a la construcción. Por el diseño tan raro que tiene no hay puertas hacia el agua como en otras casas flotantes. El edificio que se ve por detrás tiene un café en su planta baja que los viernes y los sábados por la noche se peta de gente joven bebiendo y charlando de pie, algo que después evoluciona y pasas a preferir las mesas y el hacer esas actividades criando culo, que es más descansado.

2 respuesta a “Casa flotante de madera”

  1. Pues a mi me gusta, sobre todo por el contraste de las curvas del tejado de unas partes, con las demás rectas… 🙂
    Salud

  2. Genín, ayer pasé por la zona y me fijé y la estructura rara del lado de la derecha es la puerta de entrada a la keli flotante. En ese lado, cuando entras desde la calle hay que bajar escalones y han hecho esa estructura para la puerta.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.