Dirty Dancing

Dirty DancingSi Genín el Jurásico me jura y me perjura por las bragas menos impolutas de Mafalda que un día como hoy, en el que sin lugar a todas las dudas es el mejor blog sin premios en castellano que voy a hablar de una de esas películas que residen en tu cabezón como un clásico de siempre, me parto la polla de risa y me ofrezco a ir a la farmacia a comprarle las pastillas para la demencia pero mira tú por donde, deben estar celebrando algo relacionado con la película porque ha regresado a las pantallas digitales y tal y tal la película Dirty Dancing y ni siquiera la pude ver el primer día que la pusieron en el cine porque se AGOTARON las entradas y tuve que ir al día siguiente en otra sesión que estaba prácticamente llena, para que después digan que la gente no quiere ir al cine, lo que no quiere es ir a ver mierdas. En España, como todos sabemos, el título fue el mismo que en inglés porque no hacía falta traducir la frase, todos sabemos que quiere decir truscoluña no es nación.

Una julay con ardores vaginales se encoña de un armario sin empotrar que se jarta a darle chimpún

Una pava ya mayorcita va con sus viejos y su hermana puteta de vacaciones a una especie de hotel junto a un lago o algo así y allí se supone que pasan tres semanas. En el lugar conocerá a un profesor de baile que es como un chulanga de barriada periférica y la tía no parará de acosarlo hasta que él se la empeta hasta los pelos de los güevos y le provoca arcadas con la puntita en las amígdalas. Entre medias una bailarina del lugar empreñada busca abortar con una pitonisa y a la hermana arretranco le sale la vena puritana y acabamos con mucho baile y amor verdaderamente carnal. O algo así.

A mí ya no hace falta que me enseñen la demostración matemática de que la memoria manipula y transforma los recuerdos como se le antoja. Esta película yo la tenía en mi cabezón como un C-L-Á-S-I-C-O, así, en mayúsculas y con las letras separadas, aunque si me paro a pensar, lo único que recordaba es que la pava no quería saltar y que la agarrara por los aires y que al final lo hace y se emociona hasta la taquillera del cine. Ahora que la he vuelto a ver, hay dos cosas que resaltar. Por un lado, esto no se puede hacer hoy en día, eso de hembras preñadas abortando en cualquier rincón, jóvenes decentes follando como conejas por todos lados y tíos que cada vez que pasa una hembra les arrean un cariñoso y amoroso cachete en el culote, todo eso está super-hiper-mega prohibido en la sociedad de las Internetes y las campañas de acoso y derribo públicas en las que estamos, que ahora el cine es soso y un masque por culpa de la corrección. En ese sentido, la película es fantástica. En donde falla es en lo del guión, la historia es simplona, los personajes tontos y acarajotados y está llena de clichés. La peli dura cien minutos pero le sobran por lo menos veinte y no me refiero a las partes de bailoteo. Hay una vieja ladrona que es una de esas sub-historias que no vienen a cuento de nada. Otra cosa que te queda clara al ver la película es que Patrick Swayze era puro carisma, en la película aplasta al resto y cuando está en pantalla la domina al completo y volviendo al tema, el director era puramente julandro y creo que Patrick Swayze tiene más minutos sin camisa que con ella y ni te cuento los pantalones HORRENDOS con los que lo ponía a bailar, con esa ropa hoy en día lo enchironamos y tiramos la llave para que no se escape de la cárcel o le damos un billete de ida a Waterloo, que es el otro antro para delincuentes. De la pobre Jennifer Grey, no recuerdo ninguna otra película en la que haya salido e imagino que su carrera comenzó y acabó allí. El director, por las pérdidas de aceite susodichas, procuró ningunearla todo lo que pudo y lo consiguió. En fin, que me divertí, me gustó bastante y en mi cabeza he ajustado su clasificación a un nivel más realista.

Esto es cine de siempre y lo deben poner en la tele que ustedes ven, que yo no pago por ningún canal y mi tele es solo para los episodios de series que llegan por la Internet a mi ordenador, así que estoy desenganchado del mundillo televisivo. Supongo que un reducido número de miembros del Clan de los Orcos la han visto y tampoco debe ser muy popular entre los sub-intelectuales con GafaPasta porque no es lo que se dice, uno de sus clásicos.

08/10

4 opiniones en “Dirty Dancing”

  1. Yo tampoco pago por canales de tv, tengo los públicos, y como Amazon incluye en su Prime, (antes Premium, que no se porque han cambiado de uno a otro nombre, por cierto, ) Puedo ver las pelis de ellos tambien, cosa que hago de vez en cuando, porque normalmente con la tele me basta, es raro el dia que no hay una buena película entre las docenas que ofrecen diariamente y gratuitas, además, las muy buenas que ya vi en el pasado en el cine, tambien me gusta verlas varias veces en la tele.
    Luego están las que se me han olvidado que las he visto y me doy cuenta cuando ya está terminando…jajaja
    Salud

  2. Ah! chaval, que se me olvidó, que yo de cabezón, na de na, a mi me hicieron cuando todavía no había tele y la gente tenia como pasatiempo preferido follar despacito, bien, sin complejos, lo que dio lugar a que me hicieran con calma y detenimiento, no quiero decir que a la perfección por no parecer inmodesto, pero algo de eso hay, por tanto, la proporción en todo yo es prácticamente perfecta, en mi 1,80 de estatura, bueno supongo que ya he menguado con los años, pero en fin, que de cabezón, na de na… 🙂
    Salud

  3. Ay Genín, dí que sí, que las cosas a fuego lento siempre salen mejor!! jajajajaja
    Dirty Dancing fue mi peli obsesión, de estas que todos tenemos en la infancia, me la sabía de memoria! Lo cierto es que tiempo después la ví y se me cayeron los mitos. La actriz tiene más películas, pero muy de antena3mediodía, porque la muy tonta se operó la nariz y se convirtió en una actriz normal y corriente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.