Disneynature: Blue

El domingo de la semana pasada a primerísima hora de la mañana fui al cine a ver un documental. La película comenzaba después de las nueve y media y el cine estaba petadísimo, éramos dos los espectadores para ver Disneynature: Blue, documental que dudo que se estrene en los cines en España y que seguramente irá directo o a La2 o a algún canal temático, más que probablemente con el título truscoluña no es nación.

Un julay delfín está traumatizado porque le quieren quitar el tetón de la madre que lo parió

Un delfín al que llaman Echo está a punto de destetarse y aprende todos los trucos del grupo de delfines con los que vive y que son como familia. Se pasan el rato cerca de una zona de arrecifes de coral en la que hay papeo a destajo y aunque su vidorra es feliz, también tienen momentos dramáticos por culpa de los truscolanes y chusma y gentuza parecida. En paralelo y sin que se sepa muy bien por qué, una ballena se cría con su madre y de cuando en cuando, si están en peligro, pegan unos gritos estremecedores y los machos ballenas que están en las cercanías por si a la ballena le entra un calentón y quiere fornicar vienen a ayudarles. Entre pitos y flautas, también vemos un montón de vida marina.

Aún no he procesado lo de que la Disney ahora también hace documentales de naturaleza pero vamos, que les falta mucho por aprender. Tratar de poner un guión fue una mala idea y para mi, lo de la voz en off contándolo todo no terminó de funcionar bien. Nunca llegué a captar la sutileza de contarnos una historia de delfines y al mismo tiempo saltar a otro lugar totalmente distinto del océano para lo de la ballena con su bebé y las orcas. Por lo demás, los arrecifes de coral son espectaculares y la vida en esa zona es fabulosa y casi que para lo único que sirve la película es para eso, para ver los vídeos hechos con cámaras de alta resolución que nos permiten ver las cosas con exquisito detalle y en vivos colores. Para mi lo mejorcito de la película fueron los títulos de crédito en los que se puede ver como montaron varias de las escenas y el equipo que usaban para filmar. La película tiene su gracia si te gustan los documentales de naturaleza pero ten clarísimo que saldrás del cine sabiendo que esta no la recordaremos como una de las grandes aportaciones al género. Está claro que estiraron los títulos de crédito para conseguir que la película dure setenta y cinco minutos porque todo el tiempo tuve la sensación que era un programa de una hora dopado para meterle un rato más.

Jamás podría aceptarse que a un miembro del Clan de los Orcos le gusten los documentales con lo que todos ellos se mantendrán bien lejos de las salas en las que lo pongan. Esto es más bien cine para que un sub-intelectual con GafaPasta lleve a sus retoños para comenzar a educarlos con el tipo de cine que deben ver y aprovecharse de la excusa de que es una película Disney.

Una respuesta a “Disneynature: Blue”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.