El bebé jefazo – The Boss Baby

Voy a tener que empezar a dejar pasar algunas de las películas de animación que se estrenan porque cuando miro hacia atrás, la mayoría no me llega a una puntuación decente y seguramente no es culpa suya, es que yo al tener casi treinta y dos tacos ya que es me quedo un poquito fuera del grupo al que se dirigen. Mi última experiencia de estas fue con The Boss Baby que se estrenó en España hace como tres semanas, igual que aquí, solo que he tardado en ponerla en el blog y que en España se tituló El bebé jefazo.

Un julay bebé resulta que es un espía o algo así y junto con un niño tienen que detener un complot

Resulta que es de lo más normal que unos padres se traigan a la casa un niño sin haber follado y aún más normal que el niño ese recién nacido hable, fume y sea un ordinario. A partir de ahí convencerá al hijo de esa familia y que tiene siete años para que lo ayude a acabar con el presidente de una corporación maligna o algo así.

En noventa y siete minutos, yo me puedo dormir y me he dormido cuatro veces durante los mismos. Había tramos de la película tan aburridos que los ojos se me cerraban y se negaban a abrirse. Esto está como pensado para niños de cinco años o menos y el guión es delirantemente estúpido, sin pies ni cabeza y con una serie de polladas que no me creo ni jarto de ron miel canario, ni aunque sea casero. Aquí no hay una trama escondida para que mientras los niños ven una película los adultos vean otra. Esto es sencillamente cine para chiquillos, que igual hasta se ríen, aunque los que estaban conmigo en Amsterdam viendo la versión original en inglés debían ser depresivos crónicos porque no hacían ruido alguno, aunque antes de que comenzara la película mira que estaban activos. La trama es previsible, tanto que ni durmiéndome consiguieron despistarme y era abrir los ojos y saber lo que vendría a continuación. El bebé ese tan especial habla a ratos, marimandonea al otro a ratos, hace chorradas a ratos y quizás él mismo sea el gran problema de la película, que no hay forma de identificarse con ese bebé o de sentir alguna empatía por el mismo. No sirve de nada que aquello parezca la liga de campeones con las voces que eligieron y que en la versión doblada desaparecerán. En la original tenemos a Alec Baldwin, Toby Maguire, Steve Buscemi y Lisa Kudrow entre otros y sin embargo, la película sigue siendo igual de mala.

En fin, que si eres un miembro del Clan de los Orcos con graves deficiencias cerebrales y tienes un hijo casi de tu edad porque te chingaste a la pava en el colegio con catorce años, seguramente este es el tipo de cine que puedes ver con tu hijo. Cualquier sub-intelectual expuesto a esto puede morir del disgusto.

2 respuesta a “El bebé jefazo – The Boss Baby”

Comentarios cerrados.