El desafío (The Walk) – The Walk

The WalkCuando a la hora de promocionar una película hacen más hincapié en la tecnología que en el contenido es que hay algo malo y eso precisamente fue lo que sucedió con la película de la que voy a hablar, en la que ponían más empeño en recordarnos a todos que iba a ser una experiencia en TresDé fabulosa e increíble que en resaltar los puntos fuertes del guión. Pese a ello, decidí ir a una de las primeras sesiones de The Walk, hace más de un mes, aunque en España tendréis que esperar hasta el día de Navidad, que es cuando parece que se estrenará El desafío (The Walk), ya que todos sabemos que el verbo desafiar, en inglés es wokear y también sabemos que truscoluña no es nación.

Un franchute julay se empeña en hacer una pollada en Nueva York y a nosotros nos toca aguantarlo

Un tipo que se cree un artista pero que es más bien un pollaboba trabaja caminando sobre un cable o algo así cuando un día le da un ramalazo que más que seguramente venía de Raticulín y decide que quiere cruzar entre las torres gemelas de Nueva York, por supuesto cometiendo uno o varios crímenes. A su lado tiene a una pollaboba a la que chinga y a dos tontos del culo y con ellos se va a hacer las Américas y cumplir su sueño. Tras unos preparativos pesadísimos, el colega cruza entre los edificios y lo hace un montón de veces más.

En este caso, la famosa tecnología para mi resalta por su ausencia y en ningún momento sentí la grandiosidad del TresDé, sobre todo porque hasta un tonto del bote sabe que son puros efectos especiales y que el colega no está colgado entre dos rascacielos. Para empeorarlo más, Joseph Gordon-Levitt se pasa de rosca y espero que lo nominen a los premios de los peores actores del milenio. No sé a quien se le ocurrión que el tipo podía dar el pego como francés pero es que es patético, algo que al menos no se sufrirá con el doblaje. Su acento es terrible y cuando habla inglés con acento francés te dan ganas de meterle la cabeza en un barreño y ahogarlo. Su interpretación destroza su personaje y lo condena al fracaso. El resto de comparsas no pintan nada allí y la puta voz en off solo vale para aguar la fiesta. La película aburre y en ningún momento llega a despertar el interés de los espectadores. En este caso, el director Robert Zemeckis no consiguió hacer algo interesante y su obsesión por los efectos especiales y la tecnología destruyó su producto. Además de un bonito envoltorio, hay que tener algo dentro del mismo para mostrar.

Esto puede aterrorizar y traumatizar a los miembros del Clan de los Orcos. Los más pedantes de los sub-intelectuales de GafaPasta igual tienen estómago para tanta pollada pero a los demás, yo diría que vale la pena esperar a que la pongan en una tarde de domingo en antena triste o telajinco y verla después de almorzar.

05/10

Una respuesta a “El desafío (The Walk) – The Walk”

Comentarios cerrados.