El hombre de al lado

El hombre de al ladoPara cuando estéis leyendo esto ya habrá pasado un mes desde que se clausuró el Festival de Cine Latinoamericano de Utrecht (LAFF) y esta será la última película que comento de las que vi en ese festival. Parece que en este caso hay suerte y El hombre de al lado se estrenará en la cartelera española a partir del primero de julio, así que quien quiera tendrá la posibilidad de verla en la gran sala con pantalla blanca. La película es un drama pero se mueve en algunos momentos por los senderos de la comedia.

Unos julays que viven en una casa como de porcelafamosa se emputan cuando el mamón del vecino les hace un bujero en la pared y de ahí a las manos hay dos pasos y se tienen que dar y se dan si hace falta

Las movidas entre vecinos son algo de lo que todos tenemos constancia. Algunos tenemos la suerte de que nos toque al lado un sol y a otros les cae un capullo que parece estar totalmente dedicado a hacerte la vida imposible. En esta historia, una familia que vive en una casa que dicen es la única que diseñó Le Corbusier en el continente americano y que por lo tanto es un monumento, ven como su vida se altera cuando el vecino decide hacer un agujero en una pared para montar una ventana que da directamente a la casa. Entre los vecinos habrá un montón de fricciones y desencuentros, sobre todo por la diferencia social entre ambos, ya que mientras uno es educado y supuestamente culto, el otro es un cacho de carne con ojos.

La película tiene un comienzo fantástico, con unos trabajando en el agujero y los otros descubriendo lo que está sucediendo. Si hubieran sabido aprovechar la trama todo habría ido mejor pero es que alargaron demasiado la película y la historia se termina repitiendo. Está bien hecha y todo el mundo resulta creíble pero en lo que fallan es en que hay un cierto límite que no se debe superar para resultar pesado. Destaca sobre todo Daniel Aráoz, que se merienda al resto de protagonistas y brilla en la historia. Sus momentos son siempre los más interesantes y los más intensos y deja en evidencia el guión tan flojo de la peli.

Hay muy poco más que se pueda decir. Está bien, a secas. No es el tipo de cine de efectos especiales y espantosos presupuestos a los que está la gente acostumbrada durante el verano pero seguramente es mejor que cualquiera de esas películas, así que igual le deberíais dar una oportunidad.

06/10

Una respuesta a “El hombre de al lado”

Comentarios cerrados.