El peque de la casa también es manzano

La decisión más acertada de mi vida tecnológica fue cuando en el año 2004 me compré un iPod mini. Según lo saqué de su caja y lo comencé a usar descubrí que la tecnología y el diseño podían ir unidos a la simplicidad. Mi iPod mini, acompañado de iTunes se convirtió en el artilugio más usado de todos los que he tenido y aún hoy, en sus últimas semanas, antes de ser reemplazado por la máquina más increíble que pueda tener uno en sus manos en la actualidad sigue dando todo lo que le pido y mucho más. Gracias a mi iPod mini se despertó mi curiosidad por apple y sus productos. En el año 2005, en el mismo mes que firmé la hipoteca y me mudé llegó a mi casa procedente de los Estados Unidos mi iBook G4, el mejor ordenador que he tenido en mi vida, un portátil que abrió todo un universo nuevo e increíble en el que aún sigo. Atrás quedaron las horas de frustraciones, de reinstalaciones, de hacer el primo arreglando los ordenadores de fulanito y menganita porque la mierda de güindous se ha convertido en un monstruo putrefacto que amarga la vida de sus usuarios y de aquellos que saben un poquito sobre el mismo. Mi iBook ha sido durante todo este tiempo la puerta a Internet, la puerta a mi bitácora gracias al mejor programa para publicar en blogs que existe y en todos y cada uno de los rincones en que la informática nos es útil, mi iBook sobresalía y destacaba. Tras un tiempo el antiguo PC que tenía en mi casa con güindous equispe migró hacia Ubuntu y se convirtió en el servidor en que almacenaba mis fotos, documentos y demás. En mi casa todo funcionaba sin necesidad de eso que algunos comemierda os insisten que es lo mejor, lo imprescindible y en donde tenéis mil millones de opciones que yo seguramente no tengo pero que no os hacen la vida más fácil.

Mac mini-1

Aprovechando mi visita a Nueva York decidí reemplazar la vieja máquina Ubuntu por algo más actual. Para mí la opción estaba clara. Había llegado la hora de mi Mac mini el cual está en la foto anterior tal como apareció cuando llegó a Utrecht y salió por primera vez a la luz del día en Europa. No solo es una preciosidad, es un potro increíble que en un espacio minúsculo encierra todo lo que necesito y mucho más. En el futuro, cuando substituya la tele por algo más propio del siglo XXI se mudará junto a ella para convertirse en el centro del entretenimiento de mi casa.

Mac mini-2

Por ahora se conforma con ocupar el dormitorio de invitados y compenetrarse perfectamente con el iBook. Desde el año 2005 desconozco el significado de la palabra virus, no tengo ningún tipo de programa para protegerme porque no los necesito, mis ordenadores están a mi servicio y no yo al de ellos y si hay algo que lamento es no haber migrado a apple y sus fantásticos productos unos años antes.

8 opiniones en “El peque de la casa también es manzano”

  1. Amén, hermano. Amén. El Mac Mini se casó con la tele LCD del salón desde el primer día. Y ahí sigue. Un potro, como bien dices. Ahira mi iMac de escritorio hace que me sienta como tú: ¿por qué no lo hice antes? Enhorabuena por la compra.

  2. El día que yo tenga una tele LCD de esas también los emparejaré. El cabrón no hace ruido ninguno. Yo estaba acostumbrado al atronador sonido de mi viejo PC y ahora a veces pienso que está apagado.

  3. 396 eurolos gracias a los increíbles descuentos de comprar con dólares en Nueva York. Además, el mío viene de la tienda de la Quinta Avenida, la Catedral Mundial de Apple.

  4. Lo del ruido (o su ausencia) es una gozada. Ahora con el iMac es igual. Anoche lo apagué casi a las dos de la madrugada y no me fui a la cama con esa sensación de ruido en los oidos que me dejaba el PC. Esta semana he tenido que encenderlo (el PC) alguna vez para pasar cosas de un ordenador a otro y al rato ya no aguanto lo que antes ni me daba cuenta que estaba soportando. Así que termino la transferencia y lo apago hasta la próxima vez que lo necesite.Mi Mac Mini salió considerablemente más caro. Pero vale cada euro que pagué por él.Y no, no somos unos pijos. Somos un pelín exigentes y selectos. (broma)

  5. Dímelo a mí. Yo tenía el PC abierto para que el ventilador no girara como si estuviera tratando de enfriar las calderas del infierno y no digamos nada del tamaño monstruoso de aquella torre totalmente vacía y que tenía una capacidad monstruosa para absorber todo el polvo de esta parte del hemisferio norte.
    Te llevo años de ventaja, por eso ya no uso el PC. Todo fue transferido hace mucho tiempo.

    Algo que no nombré pero que me alucinó fue la sencillez del proceso de migración de apple. Aproveché para migrar desde mi iBook al Mac mini ya que en ambos quería tener las mismas aplicaciones y aquello fue una gozada. Yo me dediqué a cocinar magdalenas y galletas mientras mi ordenador se lo curraba todo el solito a través del Wifi de mi casa. Eso, para güindous es Ciencia Ficción.

    Y mi viejo Medion PC, comprado en Media Markt costó 999 eurolos así que más que exigente soy un rácano puesto que me muevo a una máquina infinitamente superior y encima me ahorro un huevo de dinero, pese a la fama de careros que tienen los de apple. Posiblemente el Mac mini pasará los próximos cuatro años dando servicio antes de jubilarse así que el coste total no superará los cien euros por año.

  6. A punto de llorar estoy, emocionada con mi nuevo hijito, mi primer Macbook. Estreno primer comentario con el. Ahora a buscar las tildes, enyes, etc, todavia no sabe hablar, pero ya corre que se las pela.

Comentarios cerrados.