Familia al instante – Instant Family

Yo no me pierdo una comedia, eso lo saben hasta mis enemigos que a mi, ya me puedes torturar poniéndome el trailer de una película cuarenta veces para descorazonarme, como han hecho con la película de hoy y yo sigo en mis trece y en mis catorce y como me dedico a hacer niveles en el duolingo mientras espero que acabe la publicidad y los trailers, ni los veo y cuando por fin llegó el día del estreno de la película de hoy, conseguí cuadrar una sesión después del trabajo. La película se llama Instant Family y en España se estrenó hace un par de semanas con el título de Familia al instante que era una de las dos posibles traducciones, siendo la otra truscoluña no es ni será jamás una nación. 

Dos julays se han cansado del chimpún y optan por comprar un paquete con tres niños para adoptar con la ventaja que ya todos vienen con el entrenamiento del procesamiento de la mierda de serie.

Una pareja se ha comprado una keli enorme para reformar y vender o algo así y después de una movida inexplicable, se apuntan a un curso para padres que quieren adoptar, que al parecer hay que hacer entrenamiento y después de eso van a por una adolescente, solo que la pava viene con dos hermanos pequeños. Con tres chiquillos en la casa y una de ellas en edad de putear, allí las circunstancias de la vida se caldean con frecuencia y cuando aparece la madre que parió a los niños y amaga con querer recuperarlos, terminan todos en un pitote.

Reconozco que hasta yo he pensado que de adoptar a un chiquillo, yo no quiero nada con menos de dieciocho años, que así ya han pasado por todo y tú lo único que tienes que hacer es educarlos en los regalos adecuados para el día del padre. Eso sí, como yo pido uno multi-mega-millonario sin familia para hacerme cargo del pobrecito, pues no he tenido suerte ninguna y mira que dejé bien escrito que a mí no me importa que sea rubio-de-mielda o que tenga los ojos repugnantemente verdes o azules. Prefiero que no sea niña porque todos sabemos lo malísimo que lo está pasando el pobre de Woody Allen. En la película, tenemos a una pareja y a tres niños extraños y por supuesto, un arsenal de experiencias cómicas cuando ambos universos colisionan y todos se tienen que acostumbrar a vivir juntos. Está mal que lo diga porque afecta a mi reputación de sub-intelectual pero me reí todo lo que quise y más y me divertí bastante y casi que no me importó que el protagonista sea Mark Wahlberg o Matt Damon, vamos, que pondría la mano de Virtuditas en el fuego convencido que es uno de los dos aunque quizás se han repartido el papel y a ratos sale uno y a ratos el otro. En este caso, su incapacidad manifiesta para mover cualquier músculo de la cara no estropea la experiencia y me reí con las chorradas y me preparé emocionalmente para el momento cerca del final en el que se ponen serios y tristes antes del final feliz que todos sabemos que iban a tener. Si lo que quieres es una comedia bien hecha y salir del cine sin tener que gastar un solo pensamiento en la comprensión de la historia, esta es la película. Si eres un miembro del Clan de los Orcos, igual no es lo suficientemente zafia para ti, pero yo creo que la puedes ver en casa mientras tu hembra te corta las uñas negras de los pies. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, ya sabes que esto no es lo tuyo.

2 respuesta a “Familia al instante – Instant Family”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.