Frente al mar – By The Sea

Frente al mar - By The SeaTe lo juro por las bragas más sucias de Mafalda, a veces me cago en todos mis muertos con algunas de las películas que voy a ver, sobre todo cuando me pego un madrugón en sábado para hacerme un chocolate con churros y salir a escape hacia Amsterdam e ir a la filmoteca a ver algo titulado By the Sea y que en España se estrenará a comienzos de abril con el título de Frente al mar.

Una pareja de julays ni mojan, ni maman, pero te tocan los mondongos a conciencia

Un escritor alcohólico y su hembra amargada y avejentada se van a un villorrio en la costa a pasar un tiempo. Cada día, él se pira a un bar a emborracharse sin escribir y ella se queda en la habitación del hotel marrullando sus desgracias. Esto cambia cuando ambos, por separado, descubren que hay un agujero que conecta su habitación con la de al lado y se dedican a espiar, por separado y juntos, a una pareja de luna de miel que no paran de follar. Eso o algo parecido.

Por Dios, pensé que me moría en el cine de aburrimiento. Está clarísimo que a Angelina Jolie le hicieron su película anterior porque no es posible que haya olvidado las reglas más básicas a la hora de dirigir, o quizás es porque se puso detrás y delante de la cámara y perdió la concentración. La película es un muermo del copón, un aburrimiento que no cesa con escenas que se repiten una y otra vez. Brad Pitt está patético aunque mirando el lado positivo, al menos en esta película no masculla y hasta se le entiende cuando habla. Esto pretende ser cine autor y acaba en artisteo de feria de barriada periférica. En todo momento eres consciente que estás presenciando un trusco, una mierda que tratan de servirte calentita. Hay un montón de simbología que no aporta nada y que está allí por motivos desconocidos y no hay química alguna entre nadie. Uno se llega a preguntar si esos dos están realmente casados ya que en la película, en la que al menos esa parte no la tenían que actuar demasiado, no lo parece en ningún momento y ni eso nos creemos de ellos. La película logra el mérito de arrancar lenta y perder velocidad según transcurre. Para cuando se acerca el final estúpido y absurdo, estás tan desinteresado en el mismo que ni te molestas en mirar a la pantalla grande y mantienes tu interés en el increíble juego que tienes en tu pequeña y portátil pantalla.

Si odiase a algún miembro del Clan de los Orcos, lo obligaría a ver esta película. Imagino que algunos sub-intelectuales de GafaPasta la encontrarán fascinante. Para mí es un paquete.

03/10

Una respuesta a “Frente al mar – By The Sea”

Comentarios cerrados.