Ga'Hoole – La leyenda de los guardianes – Legend of the Guardians: The Owls of Ga'Hoole

Ga'Hoole - La leyenda de los guardianes - Legend of the Guardians: The Owls of Ga'HooleCuenta la leyenda que en los años cincuenta un comemielda recibió el encargo de escribir una serie de cuentos con los que atraer a los niños a ciertos edificios en los que habitan unos cuervos negros y que gustan de tocar menores y de ahí surgió la trilogía del Señor de los Julandrillos. Esa misma leyenda se ha ido alterando con el paso de los años y adaptando y hace cosa de dos meses un compañero me contaba entre susurros junto a la máquina del café de la oficina que la habían vuelto a llevar al cine solo que ahora en lugar de julandrillos pusieron pajarones. Realicé una investigación exhaustiva y descubrí que estaba equivocado y que en realidad la película que llegaba a la cartelera estaba basada en otra saga de historias y además habían condensado tres de los libros en una sola historia. Se trata de Legend of the Guardians: The Owls of Ga'Hoole película que llega la semana que viene a la cartelera española con el título de Ga'Hoole – La leyenda de los guardianes.

Un pajarón con menos luces que un agujero negro se vuelve julay a fuerza de entrenarse y acaba jodiéndole la vida a media barriada

Un búho cae del nido junto con su hermano y es raptado por otros búhos que son malísimos y lo llevan a una especie de orfanato en el que lo esclavizan. Se escapa junto con una lechuza a la que le quiere poner la garra encima para que no levante cabeza y parten en busca de un lugar legendario en el que viven unos guardianes que salvarán al universo y a todo lo demás y por supuesto el búho protagonista tiene que hacer todo el trabajo porque los demás parece que están acarajotaos.

La animación de esta película es increíble y el 3D fantástico. La técnica que hay hoy en día es asombrosa y te hace vibrar con imágenes que son imposibles. Esta parte de la película no se puede poner en duda. Ahora bien, el coger tres libros y cortar a diestro y siniestro para sacar cien minutos de película es un poco excesivo y se nota demasiado en la velocidad de la historia, que avanza a empujones y no permite desarrollar ningún carácter. Hay momentos en los que parece que querían ahorrarse segundos y tiran de los espectadores más allá de la línea que marca nuestro aguante y el precio a pagar es muy alto y se llama aburrimiento. Me bombardeaban con tantas cosas que terminé por perder el interés y me aburrí al no concentrarme en las dosis masivas de información, algo que también les pasó a los chiquillos que estaban en la sala y que eran incapaces de seguir aquella maratón con búhos y lechuzas. Entre tanta prisa nos quedamos sin apreciar a los protagonistas y esa falta de empatía es lo que me quedó de sabor de boca. Os podréis imaginar que con los malos fue mucho peor y ni siquiera los podemos odiar ya que no nos dejan tiempo ni para verlos y ya puestos, las batallas son de pena ya que treinta segundos no dan para mucho. Esta pudo ser una gran historia de fantasía que acabó como una película más bien normal que está bien hecha pero que falla en lo más básico, el guión.

Tiene un pase aunque yo no iría con un chiquillo muy pequeño o se os amarga al rato por culpa de la velocidad endemoniada con la que quieren pasar las páginas del libro. Tampoco se os ocurra acudir con el clan de los Orcos o no os lo perdonarán en la vida.

06/10