Hitchcock

HitchcockDe los grandes directores de la época de orod del cine en Hollywood, ninguno brilló más que Alfred Hitchcock. El hombre era un monstruo mediático y al saltar a la televisión se metió en las casas de todo el mundo y se convirtió en un precursor de lo que hoy en día son los famosetes, solo que al contrario de los actuales, que no dejan de ser parásitos televisivos, el seguía trabajando y creando historias continuamente. Como no tengo tele no sé si seguirán repitiendo sus programas en algún canal por la noche pero quiero que conste que yo me crié viendo esos programas y pasando un miedo que no veas con algunos de los episodios y aunque llegué muy tarde para ver sus películas en el cine, sí que las he visto por la tele o en vídeo y algunas de ellas están en mi lista de clásicos. Hoy vamos a hablar de una película biográfica que se centra en un periodo de la vida de este hombre y que se titula
Hitchcock. En España se estrenó en febrero así que dudo que siga en cartelera.

El julay que hacía que nos caguemos por las patas pa’bajo también tenía su corazoncito

Alfred Hitchcock está en la cima de su carrera y todo el mundo piensa que se va a retirar pero el hombre decide adaptar al cine una novela de terror, psicosis y todos piensan que se le ha ido el baifo. El hombre financia el proyecto de su propio dinero y mientras rueda, su mujer se cansa de la relación algo pegajosa y definitivamente sospechosa que tiene con sus actrices y se medio echa un querido, un tipo que le pide que le ayude a terminar un guión. Mientras la película va tomando forma, detrás de la cámara hay un montón de tensión y las relaciones andan muy tensas.

Si hay una sola persona que lea esto y que aún no ha visto la película Psicosis, por favor que cierre el navegador, la busque y se ponga inmediatamente a verla porque es uno de los grandes clásicos del cine. Aquí tenemos lo que pudo suceder y quizás sucedió mientras la rodaban y la historia es tan fascinante como la propia película. Alfred Hitchcock tiene sus movidillas sexuales algo raras con sus actrices y tiene una manera de trabajar muy peculiar. A su lado, su mujer es poco más que su sombra pero su papel es muy importante y cuando ella comienza a prestar atención a un chamo que quiere aprovecharse de él, se disparan los celos de Hitchcock y la cosa se calienta un poco. La historia va ganando según se va desarrollando y para cuando llegamos al final (y todos sabemos que la película fue un gran éxito), estamos con el estómago encogido de tanta tensión. Helen Mirren le roba en cierta manera la película a Anthony Hopkins y brilla muchísimo más que él. Scarlett Johansson está divina y preciosa y tiene algunos momentos geniales. La película seguramente no consigue echar luz sobre ese hombre tan complicado y misterioso pero sí que logra contarnos una historia muy entretenida.

Este no es el típico cine para los miembros del Clan de los Orcos y todos harían bien en mantenerse alejados de las salas de cine en la que la están poniendo. Sin embargo, los intelectuales de GafaPasta están moralmente obligados a ir a un cine a verla.

2 respuesta a “Hitchcock”

Comentarios cerrados.