Il Volto Santo

Il Volto Santo

Dentro del Duomo di Lucca está el Tempietto del Volto Santo, construido en el siglo XV (equis-uve) para albergar el Volto Santo, un crucifijo de madera que podemos ver parcialmente en la foto de hoy. Se supone que un tal Nicodemo, que se encargó de poner a Cristo en el sepulcro junto a José de Arimatea, tuvo un ramalazo artístico y lo hizo. Al parecer el chamo no era muy afanado y lo tuvo que acabar un angeloso que casualmente pasaba por allí y después sumando milagros, una nave sin tripulación salió de la zona con el crucifijo a bordo y lo llevó hasta la zona de Lucca, solo que a la altura del mar. Digo yo que para qué se gasta tanto dinero en conducción automática cuando en la iglesia católica la han tenido desde siempre. Esto es mejor mantenerlo en secreto porque si Donald Trump se entera que Cristo era negro, se monta un belén.

Una respuesta a “Il Volto Santo”

Comentarios cerrados.