Ira de Titanes – Wrath of the Titans

Wrath of the Titans”>El tiempo parece que no avanza a la velocidad suficiente ya que fue el otro día mismamente que hablaba de Furia de Titanes ? Clash of the Titans, una película que vi en mayo del 2010, en aquella época en la que muchas de las pelis 3D que llegaban a la pantalla ni siquiera se habían rodado en ese formato sino que las habían convertido y el efecto era estremecedor. Aunque la película no era gran cosa y no pasará a ningún libro que cuente la historia del cine parece que recaudaron bastante dinero y montaron una segunda parte llamada Wrath of the Titans y que esta vez parece que sí que rodaron en 3D. En España, como en el resto del universo, se ha estrenado este fin de semana con el título de Ira de Titanes.

El mismo julay de la otra vez acaba a hostias con su abuelo por un quítame allá esos poderes

Aunque no han pasado ni veinticuatro meses desde la primera, la historia de la segunda pasa diez años más tarde, con la chocha que amenizaba la primera muerta y enterrada, aunque le dio tiempo de parir un chiquillo que ha de criar el gandul y bruto del marido. El tipo se dedica a la pesca de bajura cuando se monta otro pitote por culpa de los dioses griegos que todo el mundo sabe que son malas personas. Tendrá que volver a ponerse la espada y la falta corta y repartir mandoblazos a diestro y siniestro intentando que no llegue ni el principio ni el final del fin del mundo ya que su abuelo tiene una mala hostia de cuidado y quiere acabar con el planeta de una vez y para siempre.

Al igual que en la película anterior, la historia es simplona y totalmente absurda aunque eso ya lo sabíamos todos antes de que comenzara. Los personajes están definidos más bien en plan excentrico y Sam Worthington se vuelve a pasar los noventa minutos con minifalda y tratando de decir frases trascendentales que no pegan ni con cola. Lo han acompañado de un payasete para que diga boberías y anime la velada pero como siempre en estas películas, aquí de lo que se trata es de meter efectos especiales a punta de pala y que nos olvidemos de lo demás. Hay un montón de famosos que supongo que necesitaban guita para pagarse sus vicios tan caros y de todos se puede decir lo mismo, que será mejor olvidarnos que han actuado en esta película.

La primera no era muy buena y esta resulta ser más de lo mismo, sin nada que la destaque y separe de la mediocridad en la que nació. Imagino que es perfecta para el Clan de los Orcos pero para el resto es algo que podéis dejar pasar sin lamentarlo.

05/10

Una respuesta a “Ira de Titanes – Wrath of the Titans”

Comentarios cerrados.