Juego de armas – War Dogs

War DogsAgosto es siempre un mes complicado porque los cines dejan de estrenar películas y estiran los títulos infantiles hasta más allá del infinito, con lo que me las veo jodidas para mantener mi ritmo frenético de visitas al cine, a menos que alguna de esas películas para infantes me mole y la vaya a ver un montón de veces. Entre lo poco que se estrenó en agosto en los Países Bajos tenemos la película de la que quiero hablar hoy, titulada War Dogs y que llega a España este fin de semana con el título de Juego de armas.

Dos julays zandungueros equipan al clan del Güaca para que se puedan enfrentar a los picoletos

Un chamo que es básicamente un fracasado y trabaja de masajista de viejos amariconados que quieren que se las toque, se encuentra con el que era su mejor amigo del instituto y se embarca en un negocio de suministrador de armas al ejército norteamericano. Empiezan con pequeños contratos pero pronto les caerán un par de oportunidades y se convertirán en traficantes de armas de la Liga de Campeones. Las cosas, según crezca el negocio se irán complicando un montón.

Como prácticamente todo lo que se estrena en los cines hoy en día, tenemos una historia basada en hechos reales de dos amigos y como se convierten en traficantes legales de armas. La película tiene un fuerte componente cómico que funciona muy bien y que consigue que mantengamos nuestro interés en todo momento. Cuando el drama toma el control, la historia pierde velocidad e interés rápidamente pero por suerte esos momentos son escasos. Tengo claro que gran parte de que todo funciona se debe a Miles Teller, que interpreta a un soberbio joven que se agarra al clavo de las armas para intentar hacer algo con su vida mientras supuestamente es pacifista y termina siendo jodidamente eficiente en su trabajo. Jonah Hill está bien pero hace el papel de siempre, el único que parecer ser capaz de interpretar. Hay una pequeña aparición de Bradley Cooper en la que se le ve un poco pasado de vueltas pero que en esta película, le da más cachondeo a la cosa. Se podían haber ahorrado totalmente las movidas con a esposa de uno de ellos, no aportan nada, no entretienen y solo están ahí para rellenar minutos que habrían sido mejor aprovechados con cachondeo y tonterías de los protagonistas.

Esta es una de esas rarezas que divierte a los miembros del Clan de los Orcos pero que no disgusta a los sub-intelectuales con GafaPasta. Vale la pena darle una oportunidad.

08/10

Una respuesta a “Juego de armas – War Dogs”

Comentarios cerrados.