La quiniela de los Oscars

Mañana por la noche se saldan las cuentas pendientes y por descontado tengo mi propia quiniela, como cualquier hijo de vecino nórdico. Este año ha sido raro, la mayor parte de las películas ni se han llegado a estrenar por aquí o directamente no me interesaban. Por eso en algunas categorías voto a voleo. En otras categorías de esas llamadas menores aparecía una película que odio infinitamente sin siquiera haberla visto. La odio por el hijoputa de su director, por su duración y porque me sale de los putos huevos peludos. En esas categorías he decidido eliminar esa aberración de la lista y practicar un criterio altamente aleatorio para elegir la ganadora. El sistema se ha basado en las tetas de las tías. Numeré las películas restantes de 1 a 3 (en un caso de 1 a 2) y establecí el siguiente criterio: fémina con pecho plano 1, tía con pecho normal 2 y hembra de esas que tienen un pecho que llama a gritos a cierto apéndice masculino para darle cariño un 3. Como estamos en invierno y nieva a mi alrededor la selección se hizo esta mañana en el centro comercial Hoog Catherijne, en una de las tiendas de ropa del mismo. Para cada película elegí la primera mujer en entrar en uno de los probadores. Esta operación se repitió cuatro veces. Y sin más dilación vamos con los que creo que van a ganar (y casi nunca acierto, que lo sepáis):

  • Mejor película. Brokeback Mountain – En terreno vedado, la historia de dos reinonas que se ensanchan el orto entre ovejas y riachuelos durante dos décadas. Se lo merece. Es fuerte, trata un tema candente y en estos premios siempre ganan películas con travestidos, minusválidos y desquiciados, algo que podemos aplicar a los protagonistas de esta magnífica película. Es una pena por Good night and good luck y Crash que son excelentes películas pero solo puede ganar uno y todos los años pasa lo mismo. Al menos les quedará el consuelo de haber perdido frente a un peliculón y no se irán con la amargura de los que perdieron contra el julandrón de los pardillos 3. Actualización: Fallé y se lo dieron a Crash.
  • Mejor director. Ang Lee por Brokeback Mountain – En terreno vedado. Le ha echado huevos el puto chino y por eso merece ganar. Podría haber optado por lo fácil y lo políticamente correcto y eligió el camino complicado. Se merece agarrar esa estatuilla horrorosa y levantarla con orgullo. Los directores de las otras dos películas que nombré antes también podrían ganar y me quedaría tan ancho. Actualización: Acerté
  • Mejor actor principal. Heath Ledger por Brokeback Mountain – En terreno vedado. La locaza rubia a la que no se le entiende un carajo cuando habla con la boca cerrada para que no se le escape la lefa que guarda en la boca para sus nietos. Todo un espectáculo de inmovilidad creativa. Sus miradas tristes, sus abrazos, su amargura trascienden la pantalla y calan en los espectadores. De no ganar él espero que lo haga David Strathairn, el protagonista de Good night and good luck y el hombre que mejor ha fumado en pantalla en mucho tiempo. Actualización: Ganó Philip Seymour Hoffman por Capote. No puedo opinar porque esa película aún no se ha estrenado en Holanda
  • Mejor actriz principal. Nadie me va a creer pero no he visto ni una sola de las películas de estas mujeres. Por eso no me mojo y dejo mi voto en blanco. Que gane la mejor.
  • Mejor actor de reparto. Matt Dillon por Crash. Yo he sido fans de este hombre de toda la vida y ya era hora de que hiciera un papel de esos que te hacen recordarlo en el tiempo. Me encantó su policía bueno venido a menos por circunstancias de la mala suerte y su gilipollez característica. Se lo merece. Actualización: George Clooney por Syriana. Tampoco he visto esta película pero por lo que he oído la actuación de este hombre no es como para tirar cohetes.
  • Mejor actriz de reparto. Michelle Williams por Brokeback Mountain – En terreno vedado. Esta pobre es la que más platos rotos ha de pagar en la película del síndrome de Julandro. Sufre en silencio y a grito pelado. Sin comerlo ni beberlo se vio envuelta en un tifón de amor prohibido y por culpa de eso su vida se fue a hacer puñetas. Su interpretación de esa mujer torturada y amargada la hace merecedora de un oscar. Actualización: Rachel Weisz por The Constant Gardener. Me hubiera gustado más que ganara la otra chica pero bueno, esta también lo hizo muy bien.
  • Mejor guión original. Paul Haggis y Bobby Moresco por Crash. Una de las historias más fascinantes que se contaron el año pasado con un guión lleno de giros y que avanza implacable para unir todas las tramas en un único final. Una historia que toca un tema polémico como es el racista y que huye de los tópicos fáciles a la hora de mostrarnos los diferentes aspectos del tema. Actualización: Acerté.
  • Mejor guión adaptado. Larry McMurtry y Diana Ossana por Brokeback Mountain – En terreno vedado. Coger una historia de diecisiete páginas y de ella sacar una película de dos horas tiene mérito. Esta pareja lo ha hecho muy bien y merecen su premio. Actualización: Acerté.
  • Mejor fotografía. Me quedo con Robert Elswit por Good night and good luck y ese blanco y negro tan especial, tan “colorido”. La forma en la que se juega con la luz, el ambiente creado con el humo, los focos de televisión deslumbrándote. Su buen trabajo ensalza la obra y la hace aún mejor de lo que es. Super merecido. Actualización: Ganó Memorias de una Geisha la cual no se ha estrenado aún por estas tierras y no he podido ver.
  • Mejor música original. Gustavo Santaolalla por Brokeback Mountain – En terreno vedado. Sus canciones para esta película no dejan de resonar en mi cabezón. Su música está casi desnuda, no se encuentra arropada por grandes orquestas con cientos y cientos de músicos y sin embargo es grandiosa. Mejor banda sonora del año sin lugar a dudas. Actualización: Acerté.
  • Mejor dirección artística. Una de las categorías en las que apliqué el sistema explicado al comienzo. Actualización: Ganó Memorias de una geisha, película que aún no se ha estrenado en los Países Bajos.
  • Mejor diseño de vestuario. Gabriella Pescucci por Charlie and the chocolate factory ? Charlie y la fábrica de chocolate. Si hablamos de cutre trajes y ropas horrorosas, esta película no tiene rival. Además le iban como anillo al dedo al protagonista. Actualización: Ganó Memorias de una geisha.
  • Mejor montaje. Hughes Winborne por Crash. A estas alturas os tendría que haber quedado claro que tres películas son mis favoritas. Una buena historia con múltiples lados y un montaje soberbio que hace que todas esas aristas converjan hacia un glorioso final. Actualización: Acerté.
  • Mejor maquillaje. En realidad me gustaron las tres películas nominadas pero como había que elegir una apliqué el criterio aleatorio y ganaron Howard Berger y Tami Lane por The Chronicles of Narnia: The Lion, the Witch and the Wardrobe. Actualización: Acerté.
  • Mejor montaje de sonido. Otra categoría en la que excluí porque me dio la gana una película que nunca debía haber llegado a ese lugar. Controlando los probadores de la tienda ganó por una cuestión de tetas Richard King por War of the Worlds – La guerra de los mundos. Actualización: Ganaron los innombrables.
  • Mejor sonido. Otra con elección de ganador en los probadores. El oscar va para Terry Porter, Dean Zupancic y Tony Johnson por The Chronicles of Narnia: The Lion, the Witch and the Wardrobe. Actualización: Otra en la que ganaron los innombrables
  • Mejores efectos visuales. Seguimos en la puerta de los probadores y la tetuda que entró le otorgó el premio a Dennis Muren, Pablo Helman, Randy Dutra y Daniel Sudick por War of the Worlds – La guerra de los mundos. Actualización: Ganó esa gentuza que hizo una película que no vi.
  • Mejor canción original. Esta me la traía totalmente al fresco ya que no recuerdo ninguna de las tres canciones nominadas. Como me apunté unos cuantos resultados más en los probadores, cojo uno de esos y me sale que la ganadora es In the Deep (Kathleen Bird York y Michael Becker) por Crash. Actualización: Ganó It’s Hard Out Here for a Pimp de la película Hustle & Flow la cual no he visto.

Decir que he dejado fuera las categorías de documentales, cortos y la de película de habla no inglesa porque no he visto ninguna de ellas. Seguramente no acertaré nada porque siempre sucede así pero bueno. Al menos lo sigo intentando. Ya ni me quedo despierto por la noche para ver la gala como hacía hace unos años. Ahora me veo el resumen en la tele al día siguiente y me quedo tan contento. Y ya puestos, podéis dejar vuestras predicciones en los comentarios.

Actualización: como ya dije, nunca acierto.