La red social – The Social Network

La red social - The Social NetworkNo veas como me estoy riendo y aún no he escrito nada por aquí. Yo sugeriría que si tienes cuenta en la red social, no sigas leyendo si no quieres que hiera tus sentimientos. No digas que no te avisé. Después de dos años regresa a la dirección David Fincher y lo hace con la historia de la gestación y el nacimiento de cierta página web que al parecer separa a los seres humanos entre sociales y asociales. La película se titula The Social Network y en España se estrenó como La red social.

Vaya por Dios, el julay que inventó el CaraCuloLibro es un comemierda del copón

Un puto asocial intenta tener una cita con una chica a la que humilla y veja y cuando ella lo planta vuelve y escribe en su bitácora que es una pollaboba, una asquerosa y su familia son unos mierdas. A partir de ahí tiene la genial idea de enfrentar las caras de dos tías y que la gente elija a la que está “caliente” y como su idea es un éxito pero se mete en muchos problemas por robar las fotos, inventa una página en la que todos los comemierda como él suben voluntariamente sus fotos, le dan sus datos y termina demostrando la teoría de los borregos de Kafka. A todas estas el comemierda jode a su mejor y único amigo, roba la propiedad intelectual de otros pero en el lado positivo de las cosas consigue mojar con descerebradas que quieren follarse al creador de su página web favorita.

Lo primero que me llamó la atención al ver la película fue la escena inicial y la gestación del CaraCuloLibro. Si yo hubiere o hubiese tenido una cuenta en ese lugar, la habría borrado inmediatamente después de salir del cine y lo habría hecho porque lo que hace ese tipo va contra mis principios y no querría poner mi granito de arena para auparlo aún más. Esta es la historia de un gilipollas venido a más gracias a la ingente cantidad de borregos y acarajotados que hay en el mundo. Hagamos un inciso y recordemos cuales son las tres tribus: tenemos los borregos, que son legión, tenemos los pastores que los guían y los lobos que se los meriendan. Este tío es un lobo que se ha dado cuenta que con la ayuda de los pastores tiene ganado para comer para los restos. Entre las mayores virtudes del creador del CaraCuloLibro están la deslealtad, la mentira, el engaño, las puñaladas traperas que clava y su fuerte componente asocial. En la historia vamos avanzando de horror en horror viendo como un pollaboba que ronda los veinte años consigue llegar a la cima del mundo de los borregos sin hacer una sola cosa decente, aupado por esas bestias miserables que están en los cimientos de nuestra sociedad.

La película resulta muy dinámica a veces y en otros momentos se desinfla, sobre todo cuando el peso de la historia recae únicamente en el protagonista y no hay otra gente en pantalla, ya que pese a todo, ese tipo es un puto perdedor que nació con un ramo de rosas espinosas en el culo y no es capaz de hacer nada interesante cuando está conectado a su CaraCuloLibro. Los mejores momentos los protagoniza Justin Timberlake y estoy alucinando mientras lo escribo porque nunca pensé que ese tío pudiera actuar convincentemente.

David Fincher sabe como llevar una historia y como hacer una buena película pero desde hace casi una década parece incapaz de crear algo memorable y que nos deje un recuerdo imperecedero como hizo con Se7en o con Fight Club. Ahora se conforma con cine más convencional y pese a que la historia es buena y consiguió juntar un buen equipo, sigue faltándole el elemento mágico que hace una obra maestra.

Definitivamente recomendada para los que al parecer son asociales porque no tienen cuenta en la red social. Os dará un puñado de razones adicionales para mantenerse al margen de ese mundillo. Hay demasiados diálogos y ni una sola escena de acción con lo que los Orcos no comprenderán el mensaje.

07/10