La Trappe Witte Trappist

La Trappe Witte Trappist

La Trappe Witte Trappist, originally uploaded by sulaco_rm.

Hoy tenemos la primera y la única cerveza blanca trapista que hay en el universo universal. Como todos sabemos, ya que somos expertos, las cervezas trapistas son elaboradas como en los monasterios trapenses y solo hay nueve de esos monasterios en el mundo en el que se hace la cerveza, estando seis en Bélgica y los otros tres en los Países Bajos, Austria y Francia. En este caso, la Witte Trappist tiene el característico color amarillo turbio de las cervezas de trigo y produce abundante espuma. El porcentaje de alcohol es del 5,5% y por supuesto, es una cerveza deliciosa en verano o cuando hace calor, ya que se sirve en torno a los cuatro grados. En su sabor se detecta el toque a naranja y limón. Por supuesto, no está filtrada y yo diría que tiene algo de cilantro y quizás plátano. En definitiva, una cerveza fabulosa, refrescante y que combate de manera soberbia el calor. Desconozco si se puede conseguir en España. Aquí en Holanda suele ser fácil verla en supermercados y definitivamente, en las tiendas que venden alcohol.

3 respuesta a “La Trappe Witte Trappist”

  1. ¡Caramba con las cervezas!… Al final se ha producido el milagro; me he bebido una entera. Paseando por Temple Bar, en Dublín, pensé: Si no lo hago aquí…ya no lo haré en ningún sitio. Y me atreví, en un pub de esos típicos de allí, con una Guinness negra. Aquello no era un vaso…¡era una bañera!… Pero como cuando yo me pongo…me pongo de verdad, me la bebí enterita. No puedo decir que me gustara…pero no me desagradó. Y eso es gracias a tu manera de explicar el contenido de las cervezas. Me pasé el rato tratando de distinguir diferentes sabores. Entre buscar un sabor, y buscar otro…me la zampé toda. Mi marido (que sí bebe cerveza) dejó un poco en el vaso, porque decía que se le estaba subiendo a la cabeza. Sin embargo, yo no notaba nada de nada. Me pasó igual que una vez en un coffeeshop de Ámsterdam, donde me comí un pastelito de esos que venden allí, y mientras a los que iban conmigo les entró la risa tonta…yo tampoco noté nada.

    En fin, seguiremos investigando la cerveza. Tú has hecho que hasta me parezca interesante. Jajaja…

Comentarios cerrados.