Lions for Lambs – Leones por corderos

Lions for Lambs - Leones por corderosTener un elenco de grandes actores y actrices y un director que además de actor se ha conseguido labrar una carrerilla como director de cine no significa que el resultado tenga el éxito asegurado. Es más, si no dan la talla, el revencazo es de los que hacen historia. Esto es lo que parece haberle sucedido a Lions for Lambs que en España se ha estrenado como Leones por corderos.

Un julay acarajotado se tiene que mamar las historias del abuelete

Pese a durar ochenta y ocho minutos incluyendo los títulos de crédito esta película consigue aburrir a todos en la sala. Le falta un pegamento que funcione entre las tres líneas argumentales y le sobra mucho Robert Redford, el cual además de estar más arrugado que las uñas de Sarita Montiel es que se hace pesado en todos y cada uno de los segundos que aparece en pantalla. La película trata de concienciar a los jóvenes intelectuales para que no sigan como borregos disfrutando de la vida y dándole al cuerpo alegría y cosa buena y en lugar de esto se politicen y se hagan duros chacales que comen sopa de sobre y escupen mierda en los papeles que firman. Todo esto lo descubrimos por el rollo tedioso que le larga el Tutankamon a un estudiante soplapollas que prefiere pasárselo bien a ir a clase en la universidad y el profesor para que cambie su actitud le habla del dúo Mili Vanili, dos subnormales que después de soportar el infierno de sus clases durante unos meses decidieron alistarse en el gran Ejército Norteamericano e ir a matar gentuza musulmana y terroristas de mierda en las tierras esas que deberíamos haber bombardeado con armas nucleares hace ya dos décadas. La segunda trama que tenemos a bien de padecer es la de estos dos tipos en una misión similar a las que puedes ver en cualquier juego de guerra de la PS2 e igual de aburrida que cuando tienes que ver a alguien jugando y preferirías estar en cualquier otro lugar.

El tercer grupo de intérpretes y el que al menos consigue despertar un poco de interés está constituido por Tom Cruise haciendo de político cabroncete y sin escrúpulos que se las sabe todas porque de pequeño sus padres le hicieron el coleccionable del libro gordo de chanquete al completo y una espléndida Meryl Streep que se lo curra como periodista sin corazón a la que le crece uno por culpa de los efectos secundarios del Botox y el colágeno que lleva en la sangre. Es una pena que la película no fuera solo un duelo entre ellos porque fueron lo único que me retuvo en la sala, sus enfrentamientos echan chispas y ambos resultan creíbles, algo que no podemos decir del resto.

Después de un rato estás tan aburrido que te dedicas a contarte las ladillas, a medir el crecimiento de los pelos del trasero y a esperar que acabe la tortura para poder volver a casa y recomendar la película a tus ochenta mejores enemigos, los cuales se merecen pasar por esto una y mil veces. No pierdas tu tiempo ni tu dinero y únicamente asiste a una sesión en la que estén dando esta cinta si tienes problemas para dormir porque te aseguro que se te curan después de haberla visto.
gallifantegallifanteblancoblanco

2 opiniones en “Lions for Lambs – Leones por corderos”

  1. Joder, precisamente ésta es la peli que iba a ver hoy, sin duda motivado por el elenco. Volveré a repasar la cartelera, a ver si puedo evitar verla, que siempre nos quedará la mula.

Comentarios cerrados.