Los Increíbles 2 – Incredibles 2

Reconozco que cuando vi el trailer de la película de hoy la primera vez (de muchísimas porque nos han machacado con el mismo), pensé que igual ni había visto la primera parte porque reconozco los personajes pero no me suena de nada. Gracias a ser el autor del mejor blog sin premios en castellano y tener un archivo épico y legendario, busqué y resulta que, y esto suena a historia viejuna, allá por noviembre del año 2004 ya hablaba por aquí de la película The Incredibles – Los Increíbles y hasta me gustó bastante, así que sin más, vamos a comentar la segunda parte, titulada Incredibles 2 y que llega a España en agosto con el título Los Increíbles 2.

Una familia de julays raritos se jartan a vestirse con lycras

Después de un par de cosillas, los superhéroes han sido vetados y no pueden hacer su trabajo de héroes. La familia de los Increíbles se pasa el tema por el forro cuando un malo malísimo ataca la ciudad y aunque ganan, acaba medio destrozada y todo el mundo cabreado. Un ricachón, para cambiar la visión negativa del mundo sobre los super-héroes, contrata a la madre para que haga su trabajo con una cámara que lo graba todo y es un éxito y la gente vuelve a quererlos. O algo así.

No se puede decir nada de la animación porque es perfecta, esta es una película de un mundo con colores muy vivos y la pantalla parece destilar alegría. En cuanto a la historia, es más bien para adultos e imagino que los niños más pequeños siguen las sub-tramas y las boberías del bebé porque la trama principal debe ser demasiado complicada para ellos. La película tiene escenas intensas de acción y en el tramo final, con el malo, hay unas movidas que incluyen como efectos psicodélicos y al parecer los epilépticos se lo pasan bomba con ataques y todo, que no fue mi caso. En muchos momentos recuerda más a una buena película de acción para adultos que a una de niños, lo cual es muy bueno e incluso algunas bromitas pasarán por encima del radar de los chiquillos pero los demás las pillamos. Por suerte, vuelve a ser entretenimiento para esta época del año y se puede ver perfectamente sin haber visto la primera parte, son historias independientes y en las que lo único en común son los personajes. Hay varios nuevos, como el bebé y la única cosa que después de saber que vi la anterior hace tantos años me pregunté es como puede ser que tras catorce años la edad de los personajes es básicamente la misma, están como congelados en la animación o algo así, algo que perfectamente me puedo creer porque la simplonería es muy fuerte en mi familia.

Esto es cine simple y directo para divertirse y pese a su fama, yo creo que los miembros del Clan de los Orcos se lo pueden pasar bomba viéndola, especialmente con los retoños que han tenido con sus hembras mientras ambos eran adolescentes. También vale para un sub-intelectual con GafaPasta que quiere llevar al cine a su retoño, no es que salte de alegría con la película, pero no le disgustará.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.