Madagascar

Hace ya cosa de un mes que fui al cine a ver Madagascar, pero por hache o por be no he hablado de dicha peli. En los últimos años ha subido muchísimo el nivel del cine de animación y se ha hecho un esfuerzo bastante importante por parte de las productoras para atraer a ese tipo de cine no sólo a los niños sino también a los adultos. De alguna manera se están pasando de vueltas y están llegando a un punto en el que aparte de por los colores vivos y las imágenes en movimiento constante, los chiquillos no creo que sean capaces de seguir las tramas de estas películas, las cuales se han vuelto muy complejas.

En Madagascar nos cuentan la historia de un grupo de animales que van en busca de un lugar en el que ser libres, cansados de su relajada y agradable vida en el zoológico. En realidad sólo uno de ellos quiere ir a ese lugar, pero los otros, buenos amigos, deciden seguirlo. La película nos muestra como era su vida antes, el viaje y como se tienen que adaptar a un nuevo mundo supuestamente hostil, el mundo salvaje. Fue dirigida por Eric Darnell y Tom McGrath. El primero ya fue director de la excelente Hormigas y del segundo no aparece nada conocido en imdB. Obviamente se buscaron conocidos para poner las voces, algo que los simples mortales que vean la película en España no podrán apreciar debido al doblaje, esa lacra social de la que mejor no hablo o termino cogiéndome un berrinche. Aquellos que tengan el placer de ver esta cinta en versión original escucharán a Ben Stiller, Chris Rock, David Schwimmer y Jada Pinkett Smith, los tres primeros grandes estrellones y la última una actriz algo conocida y a la que seguro que habéis visto en alguna película. Sobre las voces de esta gente no hay nada que decir. Son voces conocidas y uno las asocia sin problemas a sus caracteres animados.

El principal problema de la película es de guión. Parece como si se les hubieran agotado las ideas. Lo que hace dos años era original e innovador, ahora es vulgar y repetitivo. No hay chispa ni una buena historia que te enganche a la butaca hasta el final. Te ríes en algunos momentos, te lo pasas bien, pero sales del cine e inmediatamente lo olvidas todo y ni siquiera recuerdas los momentos cumbre de la película tres días más tarde. Esto no es muy bueno. No puedes juntarte con los amigotes a comentar aquel golpe, aquella escena tan divertida porque simplemente se te ha ido de la cabeza, su recuerdo ha sido reemplazado por el de la lista de la compra o cualquier otra bobería que tengáis en mente. Otra cosa de la que no estoy muy seguro es de que le pueda gustar a los niños pequeños. Hay bastante violencia (cacerías y demás) y gran parte de la trama se basa en elaborados diálogos que un chiquillo no puede seguir.

Aún así, pese a las limitaciones, tiene un pase, sobre todo si el cine tiene aire acondicionado. No os esperéis algo tan divertido como Shrek 2 pero seguro que es mejor que las películas que habitualmente pueblan las salas durante el verano.
gallifantegallifantegallifante