Management

managementCon la reciente manía de todos mis amigos de sacarse la tarjeta de cine ilimitado e insistir en venir al cine conmigo ha comenzado una nueva etapa en nuestra relación marcada por los reproches. Yo soy bastante ecléctico y elijo unas y otras películas sin importarme demasiado la temática y por ejemplo las comedias románticas entran perfectamente dentro de mi rango de elección. Mi amigo el Niño sin embargo las rechaza y aunque se lo advierto en el intercambio de mensajes que se produce siempre un par de días antes de ir al cine, por lo general se le olvida y ya en la puerta del cine se da cuenta de su error y se dedica a lamentarse hasta que empieza la película. Si todo va bien, se tragará su orgullo y me dirá que le gustó pero como la cosa se tuerza, me lo reprochará durante toda la película y hasta una semana más tarde. En este último grupo de películas fallidas entra Management, la cual ni siquiera tiene fecha de estreno en España y es más probable que llegue directamente en formato DVD.

A una julay follable la persigue un friki más feo que Tizio y por alguna extraña razón, ella termina por hacerle caso

Una profesional de las ventas se queda en un motel un par de días en un viaje de trabajo a Arizona. Allí el hijo de los dueños y friki mayor del estado se encoña con ella y se dedicará a acosarla para conseguir sus favores. A la tía deben venirle unas reglas super-caducadas porque de alguna forma se deja acosar y le sigue la corriente al puto friki y terminan medio teniendo una relación que solo se puede calificar de abominable. En un arranque de acoso máximo el colega viaja hasta Maryland y se planta en el trabajo de ella, algo perfectamente normal y que no parece despertar ningún recelo en la mujer, que si fuera española ya estaría contactando con el programa Gente de la televisión pública para contar su historia antes de que la asesine. A partir de ahí las frikadas se sucederán una tras otra, el acoso se multiplicará por diez y por cien y las cosas irán por un camino que definitivamente no es el bueno.

No habían pasado ni diez minutos de película y mi amigo el Niño ya me pedía que nos saliéramos de la sala y no puedo culparlo porque hubo gente que lo hizo. Aquello era la puta glorificación del acoso a las mujeres, el camuflar como historia de amor algo que es puro y duro acoso y no tenía maldita gracia. Las bromitas con la que lo rodearon para hacerlo más digerible eran malas y de las que se ven venir y la elección de Steve Zahn como el protagonista realmente me dio un mal rollo de cojones, el tío te pone nervioso con esa cara de pegador de mujeres que tiene. Hacía tiempo que no veía una película con tan poca química entre los protagonistas, parecen estar en universos paralelos y que jamás se rozarán y la pobre Jennifer Aniston no levanta cabeza en todo este desaguisado.

Sobre el guión, es una inmensa broma llena de fallos sin explicar. Uno nunca llega a tener muy claro el por qué de las decisiones de ambos y cuando otros actores entran en escena y la cosa se complica aún más, las decisiones se vuelven aún más estúpidas. Durante la mayor parte de la historia el tipo me dio la impresión de ser simplón profundo por la forma básica y terrorífica en la que seguía detrás de ella acosándola.

Si se supone que había comedia, nosotros no la vimos y la parte romántica es más bien relativa al acoso, el cual, hasta donde yo sé, no lo podemos considerar romántico. En definitiva, una película aburrida y tediosa que no se merece llegar a las pantallas y que será olvidada más bien pronto.

04/10

Una respuesta a “Management”

Comentarios cerrados.