¡Menudo fenómeno! – Delivery Man

¡Menudo fenómeno! - Delivery ManLa cruz tan grande de ir al cine con la frecuencia a la que yo voy es que tarde o temprano una película te suena y hasta llegas a dudar de ti mismo porque crees sinceramente que la has visto y no te terminas de creer que sea un nuevo estreno. Para estos momentos no hay nada como IMDb en donde acudes a resolver tus dudas y así averigüé que hace año y medio fui a ver Starbuck, película que me gustó bastante y que incluso pasó la cifra de corte de Genín y que al parecer llamó la atención de los gringos y la han vuelto a hacer, aunque ahora para despistarnos le han cambiado el título y la han llamado Delivery Man y rizando el rizo de lo absurdo y habiendo estrenado en España también la original, le dieron el estúpido, absurdo y hasta patético título de ¡Menudo fenómeno! por el que espero que cuelguen con alambre de espino al distribuidor y al traductor y estuvo en cartelera el pasado noviembre.

A un julay zambombero se le camba la peluca cuando se entera que de aquellas pajas viene tanto inútil y gandul

Un chamo más patético que Rompetechos se entera que aquella clínica a la que iba a pajearse y en la que le daban dinero por su lefa ha inseminado cienes y cienes de pavas con su lefa y de aquellas manuelas han resultado más de quinientos hijos e hijas de tan mal padre y ciento y pico de ellos lo quieren conocer y descubrir a ese portento de las manualidades. El colega está justo en ese momento intentando asentar su vida con una picoleto a la que le ha hecho un bombo, tiene otros problemas y lo último que le faltaba es descubrir el tremendo problema que tiene con la iglesia de los presuntos tocadores de niños porque cuando produces quinientos, la probabilidad de que te toquen alguno es del mil por cien.

Al principio pensé que por haber visto la versión Canadiense la película me parecía algo floja pero lo cierto es que incluso para alguien que no haya visto la otra, la película tiene momentos en los que pierde el fuelle y se queda a la espera de que alguien se digne darle un nuevo empujón y hacer que se mueva. Vince Vaughn trata de hacerse el gracioso como siempre pero aquí no le termina de funcionar y sus problemas personales son tan estúpidos y absurdos que le restan credibilidad a lo increíble que resulta que se pegara dos años yendo a una clínica de donantes de lefa y dejando allí su leche de la vida y que de esos litros y litros ahora haya una legión de mini-tú por el mundo. Muchas de las cosas que funcionaban como un reloj suizo en la versión canadiense aquí patinan. La culpa la tienen también algunos de sus “hijos” ya que eligieron a actores que no acaban de dar la talla. Dicho esto y pese a que suena muy negativo, es entretenida y te lo pasarás bien aunque no creo que te acuerdes de la película una vez te alejes más de doscientos veintitres metros de la pantalla en la que la veas.

Es el tipo de cine que puede servir para que un miembro del Clan de los Orcos saque a la hembra a tomar el aire y ya aprovechando la coyuntura, al regresar le das dos viajes bien dados. Los sub-intelectuales de GafaPasta no deberían ir al cine, sobre todo porque ellos estaban moralmente obligados a ver la primera, en su francés original y tal y tal. Para el resto, mejor en la tele cuando la pongan.

06/10

2 opiniones en “¡Menudo fenómeno! – Delivery Man”

  1. Siempre me ha cabreado que aquí cambien los títulos originales de las películas, pero sobre todo que les pongan unos titulos estúpidos que nada tengan que ver con el original, no se dan cuenta que con títulos estúpidos devalúan las películas, al no ser que la peli en si misma sea tan gilipollas que el titulo pretenda atraer a los mismos, esta es un ejemplo…
    Salud

Comentarios cerrados.