Nuevos recuerdos de las costillas

Ya expliqué en Ciertamente lo peor de lo peor que me podía pasar que este mes de octubre es dramático por el cierre y traspaso de uno de los lugares a los que estoy enraizado y seguramente, el sitio al que he ido a comer más veces en toda mi vida y el sitio en el que siempre, siempre, siempre, siempre, siempre, siempre, he pedido el mismo plato, sus famosas y legendarias costillas. Siguiendo con el velorio, el segundo viernes del mes regresé para cenar allí con un grupo de gente distinto al del primero. Los camareros me conocen porque me ven con frecuencia y siempre charlamos. Estábamos en pleno día veraniego de otoño, con casi veintidós grados en la calle que a las seis de la tarde cayeron a plomo con lo que comenzamos afuera y después entramos para seguir en el interior. Aproveché para hacer una foto a la lista de cervezas de grifo disponibles en el día, lista que varía con frecuencia y que siempre cuenta con diez posibilidades de cerveza de grifo:

Cervezas de grifo en el Café Cartouche

En la lista vemos que hay dos bockbier y de ellas, yo recomiendo con los ojos cerrados y hasta abiertos la Texels bock, infinitamente superior a la otra. La Brand es una cerveza de trigo y de esas las pido cuando la que tienen es la Erdinger o alguna similar alemana porque la Brand no me mola mucho. Si quitamos de la lista la Lagunitas IPA, que es una aberración, el resto son todas cervezas buenas, fantásticas y algunas fabulosas y entre ellas hay algunas con un porcentaje de alcohol escandaloso y que te pueden tumbar si te pillan con el estómago vacío. La comida, como siempre, fue otro fabuloso plato de costillas de las que solo quedaron los huesos. Si no fuera socialmente incorrecto el lamer el plato, yo se lo dejaba mejor que limpio:

Costillas Spicy en el Café Cartouche

Esta semana, para cuando esto aparezca publicado, yo habré pasado por mi tercera ronda de costillas, de nuevo con un grupo diferente de gente, de nuevo con la misma foto de comida.

2 respuesta a “Nuevos recuerdos de las costillas”

  1. A mi tambien me gustan mucho, lo malo es que tengo dificultades con los “piños” y no las puedo roer como me gusta, tengo que emplear las herramientas, y no es lo mismo…
    Salud

  2. Recuerdo las costillas , muy ricas!
    No has preguntado al cocinero dónde iba a trabajar como te lo sugirió Genin?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.