Oculus

OculusAunque estamos fuera de temporada, ya que no es octubre o noviembre, de cuando en cuando llega a la cartelera de los cines alguna película de terror, y yo, aunque sé que con la mayoría me llevo el disgusto del milenio, sigo añadiéndolas a mi lista de cosas que quiero ver y tropiezo una y otra vez en la piedra de uno de los géneros que siendo mi favorito, más decepciones me ha dado. La película que vi en esta ocasión se llama Oculus y por lo que yo se, no tiene fecha prevista de estreno en España y tampoco título, aunque el de truscoluña no es nación le vendría muy bien.

Una julay desquiciada se empeña en probar la inocencia del capullo de su hermano invocando a un espíritu más malo que Karmele y definitivamente, truscolán

Un chaval sale de un centro psiquiátrico o algo parecido en el que ha vivido un montón de años, después de ser acusado de matar a sus padres. Su hermana, que parece normalita, está emperrada en demostrar que en realidad los padres fueron asesinados por un espíritu y lo primerito que hace es llevar al chamo a la casa e invocar al espíritu y a partir de aquí, cuesta abajo y sin frenos …

Reconozco que tenía muy poca fe en la película y quizás por eso acabó gustándome. Empieza un poco remolona y lo primero que notas es que no tenemos suficiente gente en la casa para las matanzas que se avecinan pero una vez el espíritu comienza a hacer de las suyas, la película gana más y más interés y te comienza a poner nervioso y con cada nuevo giro argumental, lo vas pasando peor. Sin acojonarte, la historia consigue desestabilizar tus chacras y hacer que mires a tu alrededor en el cine por si hay algo que te quiera hacer pupa en la sala. Tenemos casi siempre al menos dos tramas que corren en paralelo, la de los niños y sus padres hace un montón de años cuando sucedió el crimen y la de hoy en día, con el espíritu maligno que sigue currándose lo suyo con gran profesionalidad. Ambas historias son muy interesantes y en ningún momento se hacen pesadas. En lugar de tirar por el tradicional camino con sangre y un muerto cada diez minutos, aquí siguen otro sendero, quizás con muchísima más violencia y sadismo. Todo gira en torno al espejo que al parecer es el portal usado por el espíritu y cuando vuelves a casa, te lo piensas dos veces antes de mirarte en el que tengas allí, más que nada por si ese espíritu o un familiar cercano deciden salir a darte candela de la mala. Los actores son todos gente desconocida y que seguramente nunca llegarán a ser grandes estrellas pero en este caso no es algo que le haga falta a la historia. El director es un tal Mike Flanagan que espero que siga haciendo cine de este género porque se le da bien y tiene un punto de vista original.

Una lástima que no se estrene en España porque este es el tipo de película que vas con los otros miembros del Clan de los Orcos y aullas a destajo en algunos momentos y tu chichona se te arremuca toda y aprovechas para sobetearle los melones. Para amantes del cine de terror.

07/10

Una respuesta a “Oculus”

Comentarios cerrados.