Pastoral americana – American Pastoral

American PastoralCada vez voy más y más al cine en la ciudad de Utrecht y las ocasiones en las que voy a Amsterdam o la Disneilandia del norte, son menos. El primer fin de semana de diciembre fui solo porque era la única manera de ver la película que voy a comentar hoy y que me había llamado mucho la atención cuando vi el trailer. Leyendo en Internet sobre la misma, la historia también me había fascinado. Se trata de American Pastoral y hasta donde yo sé, no tiene fecha prevista de estreno en España aunque parece que el título será (o sería) Pastoral americana.

A un julay le sale una hija super-hiper-mega-puta y terrorista

Un chamo vive la madurez feliz con su hembra, que era guapísima y su bella hija. Estamos en los sesenta con los hippies y todo lo demás y de repente su mundo comienza a desmoronarse cuando resulta que su hija es Podemita tirando a la ETA, comunista y terrorista. El hombre no puede comprender lo que ha sucedido y contra viento y marea seguirá buscando a su hija y mostrando un amor incombustible por ella. Su mujer se chifla toda, la familia se desconcierta y lo que era una perfecta familia americana se va a tomar por gárgaras.

Partimos de un guión fantástico, con una historia compleja y llena de matices oscuros. Estamos ante una película que a veces es histórica, a veces trata de la familia, del amor incondicional, del incesto, de la revolución, del crímen y del castigo. Nos movemos en un escenario difícil en el que brilla con luz propia Ewan McGregor, el cual, además de interpretar, dirige por primera vez una pelíucula y lo hace muy bien. Jennifer Connelly está de fábula como la madre que se chifla. De Dakota Fanning, decir que hay momentos en los que da un mal yu-yu que no veas, consigue rodearse de un aura malvada que te pone el vello de punta. La película pierde fuelle un poco cuando se explayan con las protestas callejeras y los alzamientos de los negros pero recupera el ritmo cuando el padre sigue removiendo cielo y tierra para encontrar a su hija y recuperar a su mujer, perdida en algún tipo de locura. El final es precioso, triste y a la vez muy hermoso.

No es cine para los miembros del Clan de los Orcos, que harán bien en mantener una distancia de al menos doscientos metros con los cines en los que la estén dando. Es cine por y para los sub-intelectuales con GafaPasta, aunque no creo que les guste a todos.

08/10

Una respuesta a “Pastoral americana – American Pastoral”

Comentarios cerrados.