Puente de Brooklyn

Puente de Brooklyn

Puente de Brooklyn, originally uploaded by sulaco_rm.

Nueva York es una ciudad llena de edificios memorables y construcciones que forman parte de nuestras vidas aún sin haber estado presentes en el lugar. Una de ellas es el puente de Brooklyn que une dicha área de la ciudad con Manhattan por el sur. Es un icono de la ciudad. Todos recordamos las imágenes del 11 de septiembre con una multitud cubierta de polvo huyendo a través de él. Lleva en ese lugar más de cien años y seguro que su inauguración fue todo un acontecimiento, con más de 150.000 personas y 1800 vehículos cruzándolo ese día. En ese momento era el puente de suspensión más largo del mundo y sus torres fueron durante años las construcciones más altas de América.

Este es uno de los lugares a los que cualquier visitante de Nueva York ha de peregrinar y cruzarlo disfrutando con las vistas de la ciudad. Da igual que sea verano o invierno, siempre merece la pena. Y si tenéis tiempo, volved a cruzarlo de noche para alucinar con la capital del mundo totalmente iluminada.

Si quieres ver otras fotos del viaje a Nueva York las puedes encontrar en el álbum de fotos de Nueva York y si quieres leer el relato de dicho viaje, comienza en Desde Washington a Nueva York

5 opiniones en “Puente de Brooklyn”

  1. Es un puente impresionante. A mi, más que las pilas, que son la imagen que se tiene de este puente, lo que más me gusta es la maraña de cables que sujetan el tablero. Las pilas son algo retóricas, pero los cables son finísimos y dan la sensación de que estuvieran viendo la ciudad a través de un vidrio.

    Los puentes supendidos se construyen a base de una serie de pilas principaes (en este caso dos) entre las que se tienden unos cables principales siguiendo la forma de una catenaria. De estas catenarias se cuelga el tablero mediante otra serie de cables.

    El puente de Brooklyn tiene una luz (distancia) máxima entre pilas de 486 m. Casi 5 campos de fútbol, que para 1883 es un auténtico alarde. El puente que, actualmente, tiene la luz máxima entre pilas es el Akashi kaiko (1998), que une las islas de Honshu y Awaji, cerca de Kobe, en Japón. Tiene una luz entre pilas de casi 2 km. El segundo está en Dinamarca. Cruza el Gran Belt entre las islas de Zealand (donde está Cpenhague) y Funen (donde está Odense, la patria chica de los Hans Christian Andersen), con 1,6 km.

    He tenido la suerte de pasar por los tres.

  2. In I Go, yo quiero trabajar en tu empresa. Dime debajo de qué mesa me tengo que meter para conseguir un puesto.

    Del puente de Brooklyn a mí me gustó la vista de la ciudad. El puente me pareció algo ruidoso con tanto tráfico. Eso sí, reconozco que es una obra de ingeniería im-presionante y más para la época en que se hizo y el coste en vidas que tuvo.

Comentarios cerrados.