Robo frustrado

El viernes cuando llegué a la oficina me encontré con que los ordenadores de nuestro laboratorio no estaban funcionando. Pensé que era un problema de red, como siempre, pero tras preguntar a los compañeros me enteré que la noche anterior habían entrado a robar y se habían llevado 13 de nuestros ordenadores.

Cundió la alarma por toda la oficina. Alarma y recochineo porque canta mucho que un complejo de 4 edificios con más de 400 empleados no tenga un misero sistema de alarma y que la compañía de seguridad se de un paseo cada dos horas para ver como está todo.
Hubo tanta suerte que parece que los ladrones una vez habían sacado y apilado los ordenadores al lado de la valla tuvieron que salir por patas (Dios sabe por qué) y allí quedaron los equipos hasta que fueron descubiertos por una ronda de seguridad posterior.
Cuando la policía acabo de tomar huellas nos permitieron recogerlos y devolverlos a los laboratorios. Supongo que la policía holandesa tendrá un montón de mis huellas, porque yo me paso la vida abriendo esos equipos para añadir o quitar hardware.
¿Me pregunto si estarán mañana lunes en el laboratorio o habrán vuelto para acabar su trabajo durante el fin de semana?