San Sulaco de Hilversum (primera parte)

Me parece que aquí no lo he contado aunque hablando con amigos por Messenger o por teléfono lo he podido comentar. Desde hace un par de semanas he sido bendecido y me he convertido en un santo, pero no en uno cualquiera, sino en un digno rival de Santa Rita, la patrona de los imposibles. Todo sucedió porque un día me quejé a mi jefe de algo, lo que suele ser habitual en mi. Frente a la cultura holandesa de quejarse junto a la máquina de café dando la vara a los compañeros y después no decírselo al jefe, yo siempre he preferido acudir directamente a las fuentes de poder y expresar mi desazón. Si te quieren ayudar, ganas tiempo y si no, por lo menos te desahogas.

Así que hace unas semanas (concretamente la semana anterior a la época en la que escribí Brandweer) me metí en el despacho del jefe y cerré la puerta. Saqué mi cruz católica de debajo de mi camiseta para mostrar la gravedad de la situación y adopté la más lastimosa de mis sonrisas para implorar a la jefatura. El hombre me miró y me preguntó que qué me pasaba. Le conté que estaba allí para pedir que si no era una gran molestia y si no suponía un desembolso muy oneroso para la compañía quería que me compraran una linterna para poder ir al aparcamiento de bicicletas cuando me marchaba por la noche. El hombre me miró espantado. Primero pensó que me estaba cachondeando de él (algo por otra parte habitual), pero cuando vio que mantenía mi actitud servil y no lo miraba a los ojos, comprendió la gravedad de la situación.

Le dí mis razones para semejante estipendio. Desde que hago el curso de Neerlandés (gracias a todos por No felicitarme ;-)) trabajo habitualmente hasta las 19.30 o las 20.00. Casi todos los días soy la última persona en marcharse del complejo de edificios que componen nuestras oficinas. Como soy pobre y no tengo coche, tengo que ir al aparcamiento de bicicletas para recoger mi modesto medio de locomoción. Por circunstancias de la vida, desde el año pasado el camino que hay que recorrer hasta dicho lugar está totalmente a oscuras. La causa oficial, tal y como nos comunicaron mediante correo interno, fue un cortocircuito en los cables de las farolas en algún lugar y puesto que dichos cables están enterrados y tienen sus años, se decidió que era muy caro y no merecía la pena arreglarlas. Yo nunca me quejé porque el año pasado vivía la vida loca y me iba del trabajo a las 17.02 y la oscuridad no me afectaba (además de que siempre me iba acompañado por los colegas).

Pero ahora es muy distinto. Salgo por la puerta trasera del edificio y tengo que avanzar unos ciento cincuenta metros en la más absoluta oscuridad hasta llegar al aparcamiento, para después conducir con la bicicleta por ese oscuro camino. Lo que yo hago es seguir con el pie el bordillo de las aceras, de forma que al menos sé que avanzo en línea recta. Lo malo de este sistema es que cuando llueve suelen existir unos charcos de la hostia que ponen a prueba el aislamiento de mis botas y a veces temo por mi propia vida.

Como le dije a mi jefe, yo entiendo que no van a arreglar las farolas por mí, así que sólo pedía una linterna pagada con el presupuesto del departamento. De esta forma yo voy y vengo todas las noches tan alegremente. Le expresé mi temor a sufrir un accidente una noche y quedar allí, tirado, perdido y en el lodo hasta la mañana siguiente, en la que me encontrarían congelado y listo para enviar de vuelta a las Canarias. Mi jefe me dijo que se ocuparía de ello. No me hizo falta derramar ninguna lágrima.

Fin de la primera parte.

10 opiniones en “San Sulaco de Hilversum (primera parte)”

  1. Se me ocurren varias posibles continuaciones para esta historia:
    El día siguiente a las 20:00, noche cerrada con -tenebroso- eclipse de luna incluído, nuestro héroe se dirige hacia la nada -digoo, hacia el siniestro aparcamiento de bicicletas- cuando de repente…

    a) …nota unos pasos, una presencia, tras él. Unsoplo de aire cálido en la nuca y la grave voz del jefe que le susurra: “Quieres una linterna, pero eso cuesta. Pues aquí es donde vas a empezar a pagar. Con sudor”

    b) …se fija en que le han colocado 150 m de puto cable-con-luces-árbol-navideño de bajo consumo que le guía hacia el aparcamiento. Cutre y apenas efectivo.

    c) …aparece una jaca imponente con uniforme de guardapaarking que insiste en acompañarle a casa, para asegurarse de que Sulaco llega sano y salvo. La Plana Mayor de la empresa, conmovidos ante tal abnegación han acordado en contratar este servicio para las largas noches de invierno (infinitamente más barato que una demanda mediada por el sindikaat debido a la inseguridad laboral)

    d) …no ocurre nada, pero al día siguiente le comunican que se le va a entregar una linterna halógena último modelo, pero para ello deberá rellenar hojas y hojas de solicitudes explicando con todo tipo de detalles (gracias a su niveau twee geslaagd :p) motivos de solicitud, uso que va a recibir este material…. total que la recibe en marzo

    e) …nota que algo le agarra del tobillo derecho. Es una especie de pequeño humanoide cabezón huesudo que le chilla guturalmente ¿Jiuulanrrón iooóó?

    Hmmmm esto también vale como encuesta, no?

  2. Se me ocurren de repente varias continuaciones para ésta historia.
    Al día siguiente, nuestro héroe se dirige hacia el bicipaark a las 20.15 de una noche sin luna, oscura cual boca de lobo. Tras la vuelta de la esquina 150 metros de vacío le separan de su bicicleta de repente…

    a) …descubre que, aprovechando las inminentes navidades, le han colocado una guirnalda luminosa estilo árbol navideño de orfanato. Triste y poco efectivo pero, en fín.

    b) …nota una presencia humana a su espalda. El miedo le paraliza y un cálido haliento roza su nuca. La voz del jefe susurra dulcemente:

    c) …pisa un charco. Mierda. Se va pa casita y al día siguiente le comunican que se le va a entregar una linterna halógena recargable último modelo. Lo malo es que tiene que rellenar hojas y hojas de papeles explicando (con su niveau twee geslaagd :p) qué es lo que solicita, por qué lo solicita, para qué…..
    Resumiendo, le entregan la linterna en Abril, tras 8 tropezones en la oscuridad, 12 patinazos en el hielo y 5 extravíos de objetos varios en su camino hacia la bici.

    d) …una mano huesuda le agarra con fuerza por el tobillo derecho. Una pequeña figura antropomorfa y cabezona que emite sonidos guturales le increpa “¿Jiuulandrroon ioooóó? ¿Ymitesooorrooo?”

    VOTAR VER RESULTADOS

    PD: Gracias mil a ERZ Endesa por el corte eléctrico que me ha obligado a volver a escribir este peazo ladrillo. Como veis me he ganado 5 cuentas Gmail y 5 litros de bockbier

  3. Se me ocurren de repente varias continuaciones para ésta historia.
    Al día siguiente, nuestro héroe se dirige hacia el bicipaark a las 20.15 de una noche sin luna, oscura cual boca de lobo. Tras la vuelta de la esquina 150 metros de vacío le separan de su bicicleta de repente…

    a) …descubre que, aprovechando las inminentes navidades, le han colocado una guirnalda luminosa estilo árbol navideño de orfanato. Triste y poco efectivo pero, en fín.

    b) …nota una presencia humana a su espalda. El miedo le paraliza y un cálido haliento roza su nuca. La voz del jefe susurra dulcemente: tu quieres luz, pero la linterna cuesta… pues aquí es donde vas a empezar a pagar, con sudor

    c) …pisa un charco. Mierda. Se va pa casita y al día siguiente le comunican que se le va a entregar una linterna halógena recargable último modelo. Lo malo es que tiene que rellenar hojas y hojas de papeles explicando (con su niveau twee geslaagd :p) qué es lo que solicita, por qué lo solicita, para qué…..
    Resumiendo, le entregan la linterna en Abril, tras 8 tropezones en la oscuridad, 12 patinazos en el hielo y 5 extravíos de objetos varios en su camino hacia la bici.

    d) …una mano huesuda le agarra con fuerza por el tobillo derecho. Una pequeña figura antropomorfa y cabezona que emite sonidos guturales le increpa “¿Jiuulandrroon ioooóó? ¿Ymitesooorrooo?”

    VOTAR VER RESULTADOS

    PD: Gracias mil a ERZ Endesa por el corte eléctrico que me ha obligado a volver a escribir este peazo ladrillo. Como veis me he ganado 5 cuentas Gmail y 5 litros de bockbier

    PD 2: Bien, resulta que me he hecho la picha un lío. Por suerte HE GUARDADO lo anterior y lo corrijo.
    Sulaco, please, borra el anterior

  4. La historia ya esta escrita y te puedo asegurar que no es nada de lo que tu has puesto. No esta publicada, porque despues del esfuerzo herculeo de ayer, con tanta palabra, la parti en dos. La segunda parte esta ya en el web, pero el WordPress la pondra mas tarde, asi que habra que esperar.

  5. Porque esto es Holanda y las bicicletas sólo se pueden dejar en el aparcamiento de bicicletas. Lo que sucederá el segundo día que la encadenas al lado de la puerta es que rajarán las ruedas, o te robarán el sillín, o le pegarán una patada en los rallos de la rueda y la dejan inútil. Nadie verá nada y tú aprenderás la lección.
    Si eso no sucede, entonces mandarán una circular interna, pondrán a los de seguridad a controlar la bici (por ejemplo poniéndole un candado para forzarte a acudir a seguridad) y después te caerá el marrón de todos los marrones.

  6. si te hubieras liado con la penca, ella te esperaria todas las noches con una linterna, el amor deslumbrante de su corazon 😉

  7. si te hubieras liado con la penca, ella te esperaria todas las noches con una linterna, el amor deslumbrante de su corazon 😉

Comentarios cerrados.