Sherlock Holmes

Sherlock HolmesYa lo he comentado en varias ocasiones. Películas, lo que se dice películas, hay tres o cuatro y siempre las estamos viendo lo que pasa que cambian al director, a los actores, le ponen otro título, la ruedan en otro escenario y ya está. Una de esas películas que andamos viendo siempre es la de acción con pareja protagonista. Normalmente se usan dos hombres pero de cuando en cuando se ha visto la innovación de cambiar a uno de ellos por una mujer e incluso creo recordar una ocasión en la que se usaron dos mujeres. Después, es más de lo mismo. Hay que ser más inteligente que el malo malísimo, escapar a cada trampa en la última centésima de segundo del último plano y seguir siempre corriendo hacia adelante sin mirar nunca atrás. Al final espera una gran recompensa, quizás una segunda parte y un montón de espectadores que se van a casa contentos por haber visto buen cine. O no. La última de estas películas se llama Sherlock Holmes, se ha estrenado en todo el universo al mismo tiempo y creo que si guarda algún parecido con los personajes creados por Sir Arthur Conan Doyle, será mera coincidencia.

Dos julays medio gilipollas corren como tontos sin saberse muy bien por qué o hacia donde se dirigen. Junto a ellos a ratos aparece uno o varios coños para hacer compañía y poco más.

Casi siempre intento explicar la trama en el tercer párrafo pero con esta película no puedo porque no la recuerdo a pesar de haberla visto hace menos de seis horas. Creo que dos tipos bastante pedantes y sobrados de sí mismos tenían que descubrir un secreto, acabar con un malo y salvar al mundo, al universo y a todo lo demás.

Todo empezó a ir mal para mí desde casi el principio. Guy Ritchie decidió dar una lección de su maestría moviendo la cámara sin pausa y haciendo que las escenas duren microsegundos y no habían transcurridos ni diez minutos y yo ya estaba mirando la hora y rezando para que la película acabara ya. Supuestamente Robert Downey Jr. hace de un Sherlock Holmes inteligente y cañero al mismo tiempo pero lo que yo vi fue una mierda de interpretación aburrida como ella sola y que ofendía a mi memoria de otros actores que han hecho ese mismo papel. Sus polladas, sus neuras, sus frases estúpidas, sus miradas de cordero degollado ni venían a cuento ni interesaban lo más mínimo. Junto a él, a ratos teníamos a Jude Law haciendo del Doctor Watson e interpretando probablemente el peor papel de su carrera. Para rematar a este patético y desafortunado dúo se buscaron dos coños frescos que mejor no hubiesen abierto la boca para soltar frases porque la cagaban una y otra vez.

Las escenas de acción cansan y aburren con tanto movimiento de cámara y plano corto, las sobradas dotes intelectuales del Sherlock Holmes eran tan estúpidas y patéticas que daban lástima y los malos parecían más bien sacados de un concurso televisivo de esos en los que meten a un montón de gente en algún lugar lleno de cámaras y esperan a que salga lo peor que llevan dentro.

Hasta ahora siempre me había gustado un montón el cine de Guy Ritchie pero con esta la ha cagado por completo. Seguro que es culpa mía, que me estoy haciendo viejo y que ya no tolero películas en las que no tienen nada que contar y procuran enmascarar esa falta de historia soltando frases elocuentes porque esto para mí, ha sido una mala película.

Si tienes cerebro es aconsejable que no la veas, pero si la cabeza es eso que te sirve para lucir preciosos peinados y un buen maquillaje, seguro que la película es perfecta.

04/10

6 opiniones en “Sherlock Holmes”

  1. Que pena, me esperaba otra cosa. “Snatch” me parece una de las mejores películas que vi en mi vida, pero desde esa Guy Ritchie creo que no da una en el clavo.

  2. El día del estreno casi voy con un amigo a verla. Al final tuve que terminar una cosilla contrarreloj en el curro y “me descolgué”. El lunes me dijo que la película era “asombrosa”: el guión servía igual para (el nuevo) Sherlock Holmes que para una película de Spiderman. Sin ningún tipo de cambios.

  3. Pues sí que podría ser un guión de Spider-Man. A poco que el totorota del protagonista eche lefa por las manos ya está porque la tontería y las volatadas las lleva incorporadas el guión.

  4. No me extraña, después de todo el dinero que han conseguido. Mi amigo el Niño flipó y le encantó y no entiende que a mí me aburriera. Ya le he tratado de explicar que él todavía está estallándose granos y a esas edades, es una gran película.

Comentarios cerrados.