The Hummingbird Project

Llegamos a otra de las películas que he visto en los pre-estrenos de los martes y en este caso, sí que había visto el trailer varias veces y parecía interesante, aunque había una cosilla que me parecía rarísima, sale un calvo que supuse que es uno de los hermanos de Alexander Skarsgård, creo que el mayor y siempre que veía el trailer pensaba que hay que ver como se parecen los jodíos. Cuando por fin se estrena la película, en los títulos de crédito sale el nombre de Alexander Skarsgård, que para aquellos de vosotros más incultos, es el vampiro Eric de True Blood, la mejor serie hecha por la HBO desde que la crearon y hasta que desaparezca. Bueno, la película, regresando al concepto original, se titula The Hummingbird Project y parece ser que jamás de los jamases se estrenará en España, ni siquiera con el comercial título de truscoluña no es nación.

Unos julays quieren construir una conexión de fibra óptica entre dos kelis lejanas para así poder ver el porno en altísima definición.

Resulta que para ganar pasta, unos julays que trabajan para una penca idean un plan para poner un cable de fibra óptica entre ese lugar y el mercado de valores de Nueva York que les dará un milisegundo de ventaja respecto al resto y con eso, pueden ejecutar sus órdenes antes que nadie o algo así. Dejan su trabajo, montan una empresa con un inversionista y se ponen manos a la obra. La pelleja por su puesto se entera y hará lo imposible y más por hundirlos. Los que construyen el cable son un cantamañanas parlanchín y un friki calvo con todo un rango de desórdenes obsesivo-compulsivos. Según avanza el cable por miles y miles de kilómetros, las cosas van de bien a mal a peor o algo así.

La historia resulta muy interesante y entretenida. En realidad no es tanto sobre el ganar dinero sino sobre la crueldad de los negocios y hasta donde están dispuestos a llegar para juntar un puñado de leuros más grande que el de los otros. La película se centra en esto y posiblemente por ello funciona. Brilla como nunca Salma Hayek como la ejecutiva sin corazón, malísima como escapado de la justicia española y deshonorable que folla rumanas al que no nombraremos pero cuyas hijas se puede decir y se dice que ni son españolas de pura cepa ni mucho menos truscolanas. La mujer esta reparte candela con una mala saña bestial y aterroriza a ingenieros y similares con una sola mirada. También me fascinó Alexander Skarsgård que por más que lo miraba, no me podía creer que le hicieran eso a su pelo. Hace de friki que no veas, cualquiera diría que es el vampiro más poderoso de Nueva Orleans … El que para mí se limitó a hacer el mismo papel de siempre y que seguramente es el único que puede hacer es Jesse Eisenberg, básicamente vuelve a repetir el papel que hizo en la película del origen del CaraCuloLibro al que tan enganchada está Virtuditas. En la segunda parte de la película prima el aspecto dramático sobre el thriller y pierde un poco de fuelle pero aún así, sigue entreteniendo.

No es el tipo de cine que van a ver los miembros del Clan de los Orcos, que con sus limitaciones neuronales no pueden ver películas con muchos diálogos pero sí que es algo que puede gustar a los sub-intelectuales con GafaPasta.

3 respuesta a “The Hummingbird Project”

  1. Genín : En serio? pero te gusta como actriz o solo por su pechamen? Porque personalmente es la primera vez que leo una crítica positiva hacia ella como actriz y estoy sorprendidísima.

  2. Virtu:
    No, como actriz no vale mucho, pero porque está buenísima, y es como el vino, cada vez está mejor!!! 🙂
    Besos y salud

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.