This Is It

This Is ItSomos unos animales muy extraños. Creamos sociedades, nos limitamos mutuamente mediante reglas que todos procuramos respetar y somo capaces de desplegar una crueldad extrema si se presta el caso y en este batiburrillo de cosas extrañas, todos parecemos sentir una infinita fascinación por la música y aquellos que la interpretan y alzamos ídolos en enormes pedestales y los adoramos como si fueran dioses. Esas personas, seres humanos iguales a nosotros, no siempre pueden aguantar la presión enorme de saberse el objeto de culto de millones de individuos y tenemos muchísimos ejemplos de lo que puede pasar. Michael Jackson fue el que llegó más lejos, más alto que nadie y cuando miró hacia abajo y nos vio a nosotros, pobres mortales a sus pies, perdió el hilo de la realidad y entró en una espiral de cosas absurdas que lo mostraban como a un objeto para mostrar en un circo. Su último intento para hablar con todos nosotros usando el lenguaje musical, ese que tan bien dominaba y que sabía que todos podemos seguir, no se llegó a cumplir porque murió antes del comienzo de la serie de conciertos. Como colofón a toda una vida legendaria llega a las pantallas This Is It con una selección de imágenes de los ensayos para los conciertos que nunca dio.

Era un julay y un genio al mismo tiempo

No puedo explicar la trama de la película porque no la tiene. Ni siquiera parece un documental. Es simplemente una sucesión de imágenes con algunos de los ensayos para la preparación de los conciertos en Londres en los que vemos lo que sucedía en aquel lugar y tenemos un asiento privilegiado para conocer al genio y al hombre que llevaba dentro.

Ayer me pasé por una tienda de discos y me compré el recopilatorio de Michael Jackson con las canciones que iban a formar parte de la serie de cincuenta conciertos. Muchas de ellas ya las tengo pero por desgracia esos CDs están en España y me apetece escuchar su música. Ya está en mi iPhone ?? 

Esta mañana quedé con un amigo para ir al cine Tuschinski a ver la película de Michael. ?l pensaba que el cine estaría abarrotado y me costó convencerlo que como todo el mundo piensa lo mismo, al final no hay problemas. Lo que sí que teníamos los dos claro es que la veríamos en este cine que en realidad es un teatro y en donde la acústica es fantástica. Al comenzar te recorre una sensación extraña viendo a unos jóvenes que han acudido desde todos los lugares del mundo para formar parte del equipo de bailarines y que lloran frente a la cámara intentando explicar lo importante que ha sido para ellos la música y el baile de Michael Jackson. Es un prólogo emotivo pero que se podían haber ahorrado ya que es cuando escuchamos por primera vez a Michael Jackson en los ensayos cuando nos damos cuenta de lo genial que era ese hombre y de lo poderosa que es su música. Durante casi dos horas irán desgranando tema tras tema, los veremos troceados ya que grababan todos los ensayos y han cogido un cacho de aquí, otro de allá y así hasta completar la película. No importa nada, su música está ahí y lo vemos en forma, con una voz excelente y unas ganas de bailar tremendas y con ese don que tenía de hacer que sus pasos de baile parezcan casuales y que no requieren ningún esfuerzo.

Aunque hay segmentos que frenan un poco y llegan a ser tediosos en otros se te pone el vello de punta y los ojos se vuelven acuosos cuando escuchas canciones que amas desde hace la tira de años y ves el cariño con el que las tratan y las preparan para el concierto. Ese es el gran acierto de la película, el mostrarnos a un ídolo cercano, un hombre que siempre parece estar en control y que sabe lo que quiere y al mismo tiempo una persona cortés y educada que procura no pisotear a nadie en los ensayos pese a ser el artista más grande. Los veremos bailar y cantar y en algunos momentos, como en Smooth Criminal, alucinaremos con las películas que debían acompañar en las pantallas al concierto y que nos dan una idea de lo que en realidad iba a suceder en Londres. Por supuesto que también hay momentos en los que te quedas abobado mirando la nariz tan extraña que tiene y hasta te ríes cuando se le caen las gafas continuamente ya que no tienen ningún lugar en el que apoyarse pero no importa, detrás de eso está de M.J.

Es una celebración del genio musical y a la vez un particular y extraño réquiem protagonizado por él mismo. Desde que tengo uso de razón la música de Michael Jackson ha estado a mi alrededor, primero con The Jacksons 5 y aquellos vinilos que traía mi tío desde los Estados Unidos y que se gastaban de tanto escucharlos y después con Michael Jackson como solista.

Por suerte lo pude ver en la Dangerous World Tour y disfruté en ese concierto con algunas de mis canciones favoritas. La película es un precioso homenaje a un genio y en ese sentido no defrauda. Quizás la podrían haber montado de otra forma pero a estas alturas lo perdonamos todo. Seguro que volveré a verla antes de que la quiten de la cartelera.

08/10

4 opiniones en “This Is It”

  1. La música de MJ Ha estado. Que empezamos olvidando una hache y despues quien sabe lo que se nos olvida ;). Por cierto, yo no le niego su arte, pero no iré a ver la película. Ya heredan bastante.

  2. Virtuditas, muchas gracias por avisar. Ya lo he corregido. Debes ser la primera que se lo lee al completo o eso o los demás son aún más incurtos que yo.
    Estoy superenganchado al CD con las canciones que salen en la película. Voy a tener que empezar de nuevo a practicar los pasos del Smooth Criminal, aunque ya no sé si tengo edad para eso.

  3. Ahora la tripa megaréxica tira mucho hacia el suelo y a menos que me salga chepa o me eche los huevos hacia atrás, no sé como compensar el peso cuando te echas adelante en algunos pasos

Comentarios cerrados.