Una manera sencilla de protegernos contra los rastreadores

Si habéis seguido esta la Mejor bitácora sin premios en castellano durante un tiempo sabréis que la privacidad y las maneras de defendernos en este universo hostil han sido una constante muy inconstante por aquí. Mientras la gran mayoría son embajadores de las redes sociales, de compartir, de recomendar y de acumular amigos como quien colecciona ladillas, yo me he ido radicalizando con los años y tengo poquísima tolerancia tanto con la gente que se mueve en esos círculos como en la tecnología que los sostiene. Si a estas alturas de la película crees que las multinacionales son gente buena y chachi que quiere lo mejor para ti y que te lo dan todo gratis-total y tal y tal porque tú lo vales y lo mereces, eres estúpido y ya va siendo hora de que te enteres. Tu información, tus hábitos, lo que buscas, lo que visitas, en donde haces clic, el tiempo que pasas en cada sitio, toda esa información está siendo rastreada continuamente y es capturada no por uno sino por decenas de robots que la envían a lugares en los que se almacena, se acumula y así, poco a poco, van sabiendo más y más de ti.

Déjame que te ilustre. Entras en una página de noticias tecnológicas que te gusta mucho y sin tú saberlo, te están espiando los siguientes robots:

Espiándote a destajo

Espiándote a destajo, originally uploaded by sulaco_rm.

Tampoco es que sean tantos, únicamente quince capturadores de información de los que tres son de tu compañía malévola favorita, GooglEvil, la misma que se jacta de no hacer nada malo pero que es la más podrida de todas. Salto a otra página de esas a las que acudo con frecuencia y me tropiezo con esto:

Te la voy a meter doblada

Te la voy a meter doblada, originally uploaded by sulaco_rm.

Hombre, prácticamente no es nada, son solo doce rastreadores. En esta misma página, en Distorsiones, el lugar en el que Nada es lo que parece, hay al menos dos de ellos, el Statcounter y el Google Analytics, aunque juraría que este último lo había quitado ya que dejó de ser util cuando se cargaron el informe de navegadores.

Ahora que sabes lo que hay, tendrás que decidir lo que quieres hacer. Puedes seguir con tu agradable y feliz vida, regalando información sobre ti mismo y tus hábitos a todas esas ladillas, o puedes tomarte la pastilla roja como el chamo de The Matrix y recuperar tu libertad y anonimato. Si eliges este último camino, la opción que yo te recomiendo es usar un plugin para tu navegador favorito llamado Ghostery

Disponible para tu navegador favorito

Descarga e instala la versión adecuada. Como yo uso mayormente Firefox, los siguientes pantallazos están hechos con esa versión y no tengo ni idea de como se ve en los otros ni la quiero tener. Si quieres otro consejo gratuito, usa Firefox sobre todas las cosas y muy particularmente sobre el GooglEvil Chrome, el caballo de Troya de los mayores rastreros del universo.

En Firefox, tras instalarlo y reiniciar el navegador iréis a través de un proceso de configuración. Yo no escatimo en medidas así que las he seleccionado todas:

Algunas opciones

Algunas opciones, originally uploaded by sulaco_rm.

Las más interesantes son aquellas en las que elegís lo que queréis bloquear. De nuevo, yo opto por pecar por exceso que por defecto. Merece la pena señalar que cuando lo instalas ninguna de las que vienen a continuación están marcadas y lo tendréis que hacer vosotros manualmente. Cada una de las que seleccionéis, es una reafirmación de libertad e independencia. Comenzamos por decidir el tipo de parásitos que queremos matar y de los que ya hay más de mil:

Bloqueando parásitos

Bloqueando parásitos, originally uploaded by sulaco_rm.

Después nos vamos a la sección de las sabrosísimas galletas (cookies) y hacemos lo mismo:

Bloqueando galletas

Bloqueando galletas, originally uploaded by sulaco_rm.

Y si por alguna razón queréis excluir una página de este escrutinio, hay distintas maneras de hacerlo y una de ellas es ponerla en la lista blanca (whitelist):

Lista blanca

Lista blanca, originally uploaded by sulaco_rm.

Otra de las formas de determinar las páginas en las que no queremos que se elimine nadaes pulsando en el botón del fantasma que tendréis en la barra de navegación y eligiendo la opción de Añadir a la lista blanca. En este caso el ejemplo está hecho con la mejor bitácora sin premios en castellano:

Distorsiones en la lista blanca

Distorsiones en la lista blanca, originally uploaded by sulaco_rm.

Por último, comentar que por defecto está activado que cuando entréis en cualquier página, aparezca una ventana flotante en la parte superior derecha informándoos de los sitios que se han bloqueado. Esta ventana se puede eliminar quitando la marcha de selección a Mostrar recuadro de alerta en la pestaña Advanced de las Opciones. El recuadro mencionado tiene un aspecto similar al siguiente:

Que os den por culo a todos

Que os den por culo a todos, originally uploaded by sulaco_rm.

Como siempre y al igual que sucedía en The Matrix, la última palabra es vuestra. Podéis elegir el anonimato o seguir como estáis. Tú dirás ??

6 respuesta a “Una manera sencilla de protegernos contra los rastreadores”

  1. Lo acabo de releer una vez mas y ya me voy enterando de algo, después de tener bajado el fantasma, en realidad no se que bloquear ni para que y tengo miedo de bloquear algo que en realidad no quiero bloquear.
    En fin, cuando esté menos espeso volveré a leer esto, ya ves que interés tengo, pero la ignorancia es la ignorancia…
    Salud

  2. Ya me voy enterando mas y me he dedicado a bloquear todo lo que se menea, y se disfruta…jajaja
    Pero me jode no saber a que se dedican los que bloqueo, pero como no me piden permiso, que se jodan!…jajaja
    Salud

Comentarios cerrados.