Volando de Manila a Amsterdam por Dubai

La saga de vídeos comenzó en Los vídeos del comienzo del viaje y el primer día en Dubai y el relato del viaje sin fotos comenzó en El salto a Dubai que comienza las vacaciones

No sé ni como pero por fin llegamos al capítulo final de la saga de vídeos y fotos que es la segunda con la que exprimí mis terceras vacaciones en las Filipinas, algo que me convierte en uno de los grandes expertos africanos y casi-europedos. Hoy nos centramos en el largo, largo, largo y casi larguísimo regreso a casa, el cual ya hemos leído todos varias veces en la anotación Un día entero regresando a casa. Por aquello de comparar decir que este año el regreso fueron solo diecinueve horas frente a las veinticuatro del año pasado. En la punta de abajo hay un vídeo pero antes de verlo nos paramos en un par de fotos.

Lago medio seco entre Irán y Turquía

Cuando estaba en el segundo avión, un A380, el mega-avión ese que tiene hasta dos pisos y un gentío qe no veas, volábamos como bordeando Irán pero sin llegar a meternos. La zona es de taquicardia con Irán, Irak y allá al frente, además de Turquía, Siria. En un punto determinado pasamos sobre un lago que está sequito de verdad y de ahí viene la foto. Toda la tierra que se ve a la derecha y a la izquierda de la imagen se supone que es parte del lago y la isla que está en el medio está prácticamente conectada a tierra.

Lelystad desde el aire

Cuando ya íbamos a aterrizar la aproximación la hicimos comenzando en Lelystad, lugar al que corresponde la foto anterior y que pronto conoceréis de nombre vosotros los pobres porque justo debajo de mi trasero está el aeropuerto que están ampliando y construyendo una terminal para que sea el lugar de los vuelos de bajo presupuesto, a sesenta kilómetros de Amsterdam y junto a una ciudad en la que el marroquí es un idioma más útil que el neerlandés y ni siquiera te cobran por robarte la cartera o apuñalarte. Un compañero de la oficina tiene su keli en la zona y le hice la foto para que se aspaviente y chulee como si fuera ahijado del Puma.

El vídeo de hoy es de unos seis minutos y medio y comienza con el despegue en Manila en un Boeing 777. Después tenemos el aterrizaje en Dubai, el despegue del mismo lugar pero del otro lado del avión y el fastuoso aterrizaje en Schiphol, en Amsterdam, pasando sobre el sureste de la ciudad. La música que suena es la fabulosa canción Money Changes Everything de Cyndi Lauper y el vídeo, si no aparece por ahí debajo, está aquí:

3 opiniones en “Volando de Manila a Amsterdam por Dubai”

  1. El vídeo fantástico, como siempre que hay aterrizajes y tal y tal, pero la voz chillona de la tía gritando a todo pulmón, como si le estuvieran arrancando el clítoris a bocaos, no me moló 🙁
    Pero claro, nada es perfecto 🙂
    Salud

  2. Genín, ¿nos hemos pasado el día animalito hoy eh? psss…. voy a tener que ponerme a lavar bocas con jabón….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *