Atrás en el tiempo

Hace no mucho, durante el encierro, hablé de Friends, una de las mejores telecomedias hechas nunca jamás y ayer mismito se estrenó el especial que han hecho para arrejuntar a los protagonistas y a otros que salían en la serie, ponerlos en un lugar y que hablen de sus cosillas y de las de otros. Como producto elaborado para tirar de los recuerdos y estrujar el limón de la nostalgia, es fabuloso y cumple perfectamente con todo lo que se esperaba de algo así. Lo que resulta más flipante es la manera en la que han envejecido los seis protagonistas. Rachel está fabulosa, no se sabe si es por la lefa de su ex o porque todas las noches se sumerge en lefa de mulo y la preserva como si el tiempo casi no hubiera transcurrido. Por su parte, Monica está como retocada por un tubo, es como si el objetivo es transformarla en un personaje de cómic y le han ido haciendo como líneas en el rostro y en el cuerpo y hay momentos en los que no se sabe si es una persona o una animación hecha por ordenador de los viejos. La que se ve más cerca de su edad real, aunque sin parecerlo, es Phoebe, que en la vida real tiene casi cincuenta y ocho tacos y aquí aparenta tranquilamente cincuenta. Cuando llegamos a los machos, es como si la misma lefa que mantiene a las otras congeladas en el tiempo la estuvieran extrayendo de ellos y es como con la sobrepesca, que han abusado mucho y se han quedado pero que fatal. Ross definitivamente aparenta la edad que tiene y hasta es el mejor conservado, no se le ve viejo, se le ve envejecido. Joey está encochinao, es que coincide en un restaurante con Falete y allí no come nadie más porque entre los dos se comen hasta los muebles del local, pero es que cuando llegamos a Chandler, es como una sombra, es que deberían hacer campañas poniendo imágenes de como era en plena gloria drogadicta y como ha quedado cuando todo lo que se jincó le pasó la factura. Tiene casi cincuenta y dos tacos y aparenta setenta y cuatro y encima, como que no le han puesto aún la vacuna del virus podemita y truscolán y no tiene cobertura 5Gé como nosotros y el retardo con el satélite es apreciable, recuerda a Carlos Jesús cuando contactaba con Raticulín.

Por lo demás, salen un montón de famosillos que no venían a cuento pero que querían chupar tele y salen un montón de personajes secundarios a los que en la época de la serie, adorábamos. Me han quedado ganas de volver a darme un empache y ver todos y cada uno de los episodios de todas y cada una de las temporadas, pero no creo que lo haga porque con tanto nuevo contenido, eso lo puedo dejar para dentro de unos años.

Por sulaco

Maximus Julayus

5 comentarios

  1. Como me cuesta un rato elegir que serie ver, pues me voy dejando llevar por tus críticas y ya he visto Yo nunca.
    Tambien vi hace tiempo Sex education, que me encantó y estoy deseando que salgan capítulos nuevos.

  2. Pues a mí nunca me llamó la atención F·r·i·e·n·d·s, la encontraba insulsa. En cambio me encantaba F·r·a·s·i·e·r que va a volver este año en Paramount+ con nuevos episodios. Y qué decir de P·r·i·m·o·s L·e·j·a·n·o·s, también era buenísima. De estas dos no has comentado nada !!! Vaya tela !!!

  3. Frasier no me gustaba, el tío me caía mal y la de primos lejanos, me suena el nombre pero como que la he olvidado completamente.

  4. Algún capítulo suelto ví, recuerdo que era divertida, quizá vea el reencuentro este.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.