Categorías
Cine

Boyhood (Momentos de una vida) – Boyhood

Muy raramente llega una película a las pantallas que aporta algo genuinamente nuevo a esta forma de arte. La mecánica del cine está muy bien definida y lo normal es que alguien nos cuente una historia, con unos protagonistas y que probablemente se decanta más por un género que por otro, aunque se pueden mezclar, combinar o lo que se quiera. En el caso de hoy tenemos algo muy especial y el resultado ha sido una brillante película titulada Boyhood que llegará a España a finales de septiembre con el patético título de Boyhood (Momentos de una vida).

Un julay va de niño a chingón que busca chichi para taponar

Comenzamos con un niño de seis años, con una hermana y padres divorciados y durante más de dos horas y media veremos como este niño vive los siguientes doce años de su vida, hasta alcanzar la mayoría de edad y marcharse a estudiar a la universidad. En ese tiempo, su madre tendrá sus arrejuntamientos, bodas y separaciones, su padre se volverá a casar, su hermana irá a la universidad y seguirá su camino y el niño se convertirá en un hombre.

Esta no es una película con una historia fascinante. Es sencillamente el crecimiento de un niño. Lo que la hace única e irrepetible es que se rodó a lo largo de doce años con el mismo equipo de actores y actrices, con lo que veremos a un chaval de seis años que cuando acabe la película tendrá dieciocho. Veremos a sus padres envejecer, a su hermana y como su pequeño mundo cambia y se agranda. Es un experimento alucinante, fantástico y que en algún momento te atrapa. Resulta tan auténtico que a veces te olvidas que son actores y que están haciendo lo que hacen con un guión. El niño es el desconocido Ellar Coltrane y aunque no destaca por sus grandes dotes para actuar, si que te enamoras de su candidez y de la manera en la que ve el mundo. Su padre es el fantástico Ethan Hawke y lo vemos estropearse con los años, se me había olvidado lo simpático y joven que era hace algo más de una década y lo estropeadísimo que está. Lo mismo se puede decir de Patricia Arquette, que ahora parece una maruja de programas de telelevisión española por la mañana y que en su día la teníamos en nuestra lista de hembras que queremos chingar.

El director de esta historia fabulosa es Richard Linklater, del que hace poco menos de un año comentaba Antes del anochecer – Before Midnight, película que también me gustó bastante. En este caso, el hombre ha conseguido rozar los linderos de una obra maestra, aunque no lo logró del todo ya que en una historia que se hace a lo largo de tantos años, hay momentos en los que la trama decae un poco o los actores no lo hacen bien. Este es el tipo de cine que no atrae a todo el mundo, ya que se aleja de la línea convencional y se adentra en el territorio de la experimentación. Aún así, ha conseguido llenar semana tras semana la filmoteca en Amsterdam a la que lo fui a ver, con lo que algo han hecho bien.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, definitivamente no es para ti. Es perfecta para todos esos sub-intelectuales de GafaPasta que sin querer son pedantes y también para aquellos que sean capaces de apreciar una buena y original historia.

Por sulaco

Maximus Julayus

Una respuesta a «Boyhood (Momentos de una vida) – Boyhood»

Los comentarios están cerrados.