Caminando por la Via Appia

El relato comenzó en mi catastrófico viaje a Roma.

Mi segundo día lo había planeado como un viaje en el tiempo y por el tiempo caminando por la via Appia Antica, carretera mítica y legendaria que se usa desde hace miles de años y que confirma eso que se dice que ningún camino lleva a truscoluña y todos sí que llevan a Roma. Me levanté antes del segundo sueño de Virtuditas y cuando fui al comedor del hotel a desayunar solo había cabezudos koreanos de mielda y un par de parejas italianas. Tras la comida mañanera, lo metí todo en mi mochila y dejé el hotel. Me compré dos billetes de transporte combinado y usé el primero para ir en metro hasta la estación de Termini y desde allí coger la guagua 714 que todos sabemos que nos lleva hacia la zona en la que comienza la via Appia.

Comencé mi paseo cerca de la Porta San Sebastiano y fui al Museo delle Mura, gratuito y ninguneado por los turistas. De hecho, fui el primer visitante y pillé a los empleados descolocados, ya que algunos turistas (que todos sabemos quienes son) no salen de la cama antes de las once. El museo en sí no tiene nada, pero está en una construcción en la muralla que defendía la ciudad y puedes subir a una torre y caminar por la muralla, un nuevo vídeo increíble y exclusivo que si no lo has podido ver, puedes probar aquí.

Via Appia Antica

Via Appia Antica, originally uploaded by sulaco_rm.

Me eché a andar por la Via Appia, que por allí resulta ser una vía estrecha y con bastante tráfico y evité las Catacombe di San Callisto que ya había visto en dos ocasiones y fui a las Catacombe di Domitilla, que están bastante cerca. La visita como siempre es guiada y no ves un hueso, aunque la historia es fascinante y en estas catacumbas tienen un templo semi-enterrado precioso. La visita fue en italiano y duró casi tres cuartos de hora porque le hacían un montón de preguntas. Creo que hay cinco catacumbas en Roma con lo que me quedan tres por visitar.

San Sebastiano fuori le mura

San Sebastiano fuori le mura, originally uploaded by sulaco_rm.

Después seguí el paseo hasta la Chiese Parrocchiali S. Sebastiano Fuori le Mura, que por supuesto es basílica y está junto a otras catacumbas, aunque estas las dejo para otra ocasión. La iglesia original era del siglo IV (palito-uve) y la actual es del siglo XVII (equis-uve-palito-palito).

Il Salvator Mundi

Il Salvator Mundi, originally uploaded by sulaco_rm.

La principal razón para entrar a esta basílica era Il Salvator Mundi, la última escultura que hizo Bernini. En la basílica también tenían los restos de San Sebastián en un tiempo lejano pero hubo una invasión de truscolanes reclamando su nación ficticia y los protegieron llevándoselos a Roma. Por esa zona la Via Appia es preciosa y la próxima vez que vaya a Roma, iré directamente allí, veré las catacumbas y después haré una buena purriada de kilómetros por la Via Appia. En esta ocasión, me acerqué al Mausoleo di Cecilia Metella, espectacular por fuera pero algo desangelado por dentro y visité las ruinas de la Chiesa di San Nicola a Capo di Bove. Solo queda la estructura exterior de la iglesia pero igual vale la pena verla, sobre todo porque es uno de los pocos ejemplos del gótico en Roma.

Retrocedí para ir al Complesso monumentale di Massenzio, de entrada gratuita y que si no podéis ver el vídeo anterior, probad aquí. En este lugar está el Circo di Massenzio, que hoy en día es como una gran extensión de hierba con algunas ruinas. Se dice que este circo no se llegó a usar nunca, solo se construyó.

Circo di Massenzio

Circo di Massenzio, originally uploaded by sulaco_rm.

Al lado del mismo hay una construcción que llaman de varias maneras, entre ellas il Sepolcro di Romolo, un conjunto de ruinas que se ha conservado hasta nuestros días aunque dudo mucho que sus moradores sigan dentro. El edificio es curioso de visitar, una tumba dinástica con un cilindro central en una sala cuadrada y rodeado todo por un impresionante muro exterior. El tiempo apremiaba y caminé un montón así que al salir me acerqué a la parada de guagua más cercana y usé el segundo billete que había comprado para volver al centro, bajándome al lado de la parada del metro de Circo Massimo, con lo que en un día vi dos de los susodichos. Desde allí fui en metro a Termini y andéanduve hasta enfrente de Basilica di Santa Maria Maggiore donde hay un supermercado enorme en el sótano de un edificio y me acopié de Parmiggiano Reggiano y un par de embutidos italianos. Después fui a la estación, me compré mi billete de tren y por primera vez en los últimos tres años fui al aeropuerto sin agobios. Al llegar allí pasé el control de inSeguridad, busqué una zona con butacas y pantalla anunciando las puertas de los vuelos y flipé tridimensionalmente porque ahora tienen Wifi gratuita. El avión de Easyjet llegó con media hora de retraso por alguna movida rara en Londres y entrasmo a la carrera, buscaron la manera de meter todos los bultos y salimos para Amsterdam. Al salir, compré mi billete de tren, viajé a Utrecht Centraal y desde allí hice el último tramo hasta mi casa en guagua. Y así acabó la última escapada de fin de semana de este año 2014.

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

  1. Ya sí que puedo ver los vídeos. No sé qué pasaba…pero parece que se ha solucionado.

Los comentarios están cerrados.