Carcamal de bicicleta

Las primeras bicicletas se remontan a finales del siglo XVIII (equis-uve-palito-palito-palito para los subintelectuales y dieciocho para aquellos que aún no saben leer el lenguaje esemese). Eran de madera y no tenían sillín ni pedales. No parecían muy prácticas pero el diseño se fue refinando y mira a donde han llegado hoy en día, son uno de los principales medios de transporte en los países más avanzados de Europa y una forma fácil para suicidarse en los países latinos de Europa.

La foto la hice en Alkmaar en una de las visitas a esa ciudad para ver el mercado del queso. Siempre me la he tropezado, al igual que a unos folclóricos vestidos de época así que intuyo que el ayuntamiento de la ciudad emplea alguno de sus trabajadores los viernes de mercado para que se paseen de esa guisa y los turistas les hagan fotos.

En el Álbum de fotos de bicicletas encontrarás un montón de bicis que he ido fotografiando a lo largo de los años

Flores en la bici

Uno puede usar su bicicleta de infinidad de maneras. Un buen ejemplo es este. Trabajas en una floristería en la ciudad de Delft y aparcas la bici delante de la misma y la adornas con las flores que vendes. Un escaparate perfecto que atraerá la atención de los viandantes y cuando acabe la jornada laboral, las pones de nuevo en la tienda y te marchas a casa con tu bici tan feliz y contento.

En el Álbum de fotos de bicicletas encontrarás un montón de bicis que he ido fotografiando a lo largo de los años

Engalanando la bicicleta

A menudo te encuentras bicicletas en el centro de la ciudad pintadas con colores extraños o adornadas con todo tipo de cosas. Lo de la pintura se entiende porque cuanto más rara parezca tu bici, más difícil será que te la roben y esto es algo que si sueles dejarla en los aparcamientos públicos, tarde o temprano sucede.

Lo de los adornos supongo que es coquetería ya que de otra forma no se entiende que vayas por la calle con tu fabulosa bicicleta naranja llena de margaritas de plástico que parecen crecer en la cesta que llevas delante del volante y en la que pones la compra el sábado cuando vas al mercado.

El mismo tipo de bicicleta con una ligera modificación que implica quitar la cesta y poner un asiento se ve de cuando en cuando en primavera o verano por las calles de la ciudad y en el volante va sentada la novia mientras su futuro esposo la lleva al ayuntamiento o a la iglesia para casarse.

En el Álbum de fotos de bicicletas encontrarás un montón de bicis que he ido fotografiando a lo largo de los años

Yendo en bici recostado

Lo fácil sería decir que los que van recostados en bicicleta son unos gandules pero lo cierto es que en muchas ocasiones es por problemas en la espalda. Son siempre llamativos ya que van bastante bajos, con los pedales en la parte anterior de la bici y los controles en una posición totalmente extraña para aquellos que montamos en bicicleta. En mi trabajo teníamos a uno que venía con una bicicleta de dos ruedas en la que iba encerrado en una especie de cabina de fibra que lo hacía parecer un vehículo del futuro. Se le acabó el cachondeo cuando un coche se lo llevó por delante porque no lo vio y decidió dejarse de inventos exóticos y volver a los sabores más clásicos. Espero conseguir una foto de una de esas bicicletas y hasta que lo haga, nos conformamos con esta extraña bicicleta.

En el Álbum de fotos de bicicletas encontrarás un montón de bicis que he ido fotografiando a lo largo de los años