El Pacificador – Peacemaker

Con la locura actual de plataformas para series y películas, que crecen como las arrugas en cara de vieja, todas esas plataformas están fagocitando todo lo que pueden y transformándolo en series de telelevisión únicas e irrepetibles que no puedes ver en ningún otro lado para que la gente se abone. Aprovechando un temilla que surgió en la película El escuadrón suicida – The Suicide Squad, estiraron el chicle y de la susodicha han sacado una serie para uno de los protagonistas, llamado Peacemaker y que en España se le conoce como El Pacificador y la están dando en la cadena esa de la hache y la bé de berreo.

En la peli previamente mencionada, el pavo este sobrevivió, aunque herido y la serie toma el asunto desde ahí, cuando vuelve, cuando supuestamente le dan su libertad, pero con condiciones y lo empotran en un grupo en el que tendrá que luchar por la libertad y para salvar al mundo, sin importar la cantidad de gente que tenga que matar para hacerlo.

Hay algo que distingue a esta serie de todas las demás, algo único, algo increíble y algo que hay que verlo para simplemente aceptarlo. Se puede ir al llutuve y buscar lo siguiente «Peacemaker Opening Credits HBO Max» o simplemente hacer clic en el enlace y flipar con ese espectáculo en el que todos los protagonistas de la serie demuestran no tener vergüenza alguna. A partir de ahí, esta es una serie de acción pero cómica, no el tipo de cine cómico mojigato, sino del de burradas, en el que matan gente sin miramiento algunos, en la que hay un águila que es flipante y en la que John Cena, al que todos tenemos por un gigantesco cacho de carne con ojos, demuestra que pese a sus limitaciones por el uni-músculo, es fabuloso, tiene carisma y nos puede hacer descojonarnos a pierna suelta. La serie, en sus ocho episodios de la primera temporada, nos lleva por una supuesta invasión de extra-terrestres truscolanos y podemitas y de como esta gente la consigue detener y matar a esas bestias miserables. En el camino, todos los que juntaron se convertirán en un equipo de verdad, se preocuparán unos por otros y los espectadores no dejaremos de reírnos con sus estupideces y volatadas, que las hay a piñón. Esta ha sido, sin lugar a ninguna duda, la mayor sorpresa de este año en series, lo flipé, no hay un solo episodio que flaquee, es perfecta desde el primero al octavo y te deja con ganas de más. Este no es el típico super-héroe que tiene sus movidas y sus masques, esto es mucho más.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, vas a aullar que no veas viéndola y hasta te aprenderás todos los difíciles pasos del baile para hacerlos con tus amigotes. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, te dolerá reconocer que es un producto de altísima calidad.

Publicada el
Categorizado como Series TV

Reservation Dogs

Esta fue una de las sorpresas del año pasado, una serie de la que no tenía ni la más remote y pajolera idea de que existía y a la que solo le di una oportunidad porque leí por algún lado que Taika Waititi era uno de los creadores. Definitivamente, fuera de mi órbita de interés, al final, como decían que era una comedia, decidí ver el primer episodio y después decidir y acabé empapándome los ocho episodios prácticamente de un tirón. Se trata de Reservation Dogs y desconozco en qué plataforma está en España pero es probable que sea en la que pone el contenido de Hulu y Fx.

Cuatro chavales que viven en una reserva de aborígenes americanos en Oklahoma ahorran dinero y sueñan con marcharse de allí. Básicamente, es lo que en España hemos llamado indios de toda la vida, pero que ahora ya no les podemos decir eso, aunque la RAE sigue indicando que pueden ser los que nos encontramos en América. En cualquier caso, los chavales están hasta los mondongos de vivir en el lugar y se quieren ir a California, que lo ven como el paraíso al que su Dios no los quiso enviar y por eso van ellos solitos. Trapichearán, robarán, trabajarán y todo con un fin, aunque según se aproxima la fecha para marcharse, algunos comenzarán a cambiar de opinión y descubrirán que en realidad no se quieren ir de allí.

La serie es una comedia negra fabulosa. Hay unas tramas que en algunas ocasiones son absurdas y con las que te partes de risa y como los episodios son de menos de media hora, no se andan por las ramas y van directos al grano. En la reserva hay algunos personajes que son para descojonarte, sobre todo una parejita de indios enanos que cada vez que salen, no puedes dejar de reírte. Los cuatro protagonistas tienen sus movidas personales y en algunos episodios nos centramos en alguno de ellos pero es cuando están juntos como amigos es cuando tenemos los mejores momentos, cuando las costumbres y su cultura chocan con ellos que solo quieren ser adolescentes normales. En los ocho episodios de la primera temporada, los conocemos y llegaremos al punto en el que tienen el dinero y deben decidir si se van de la reserva en la que está su familia o se quedan y renuncian a su sueño.

Esto se lo pones a un miembro del Clan de los Orcos y lo despreciará en los primeros sesenta segundos. Es una comedia de esas en la que el humor no está en ver a gente resbalando y cayéndose sino en lo que dicen y en cómo lo dicen y en unas situaciones que desde nuestro punto de vista pueden ser extremas. Seguro que muchos sub-intelectuales con GafaPasta fliparán con esta. Yo ya cuento los segundos hasta el día que se estrene la segunda temporada, que ya se ha confirmado que la renovaron.

Publicada el
Categorizado como Series TV

Nuestra mirada – As We See It

Sigo tratando de no dejar de nuevo tiradas las series ahora que han reabierto los cines neerlandeses y esta es una que se estrenó recientemente en cierta plataforma digital y tal y tal de una empresa con nombre de río sudamericano. Seguramente la habría ninguneado totalmente de no ser porque hablaron de ella en un podcast de series americano que escucho y lo que dijeron consiguió atraer mi atención. Se titula As We See It y creoque en la versión española la llaman Nuestra mirada.

Tenemos tres veinteañeros que viven juntos y los tres son más o menos autistas (y están interpretados por tres actores autistas). Mirando el poster, el de la izquierda es informático y es casi que el que más puede dar el pego, aunque cuando se topa con un tonto lo insulta con gusto, la china del medio lo que quiere es follar y se monta unos números histéricos ella sola que no veas y el de la derecha es el más autista de los tres y ese, con llegar a la puerta de su keli ya considera el día un éxito. A los tres los ayuda una estudiante, que intenta que sean más y más normales y que se puedan desenvolver con la menor interferencia posible. El informático tiene un padre al que le diagnostican cáncer y la china un hermano que la protege demasiado mientras que al otro pobre, la familia tiene pasta y pagan para mantenerlo bien lejos de su keli. La serie es fascinante por lo que cuentan y por como lo cuentan y aunque tiene momentos que pueden rozar tus límites, sobre todo cuando la china monta un pitote, que me llegó a dar hasta vergüenza de mirar a la pantalla, la mayor parte del tiempo es un ejercicio fascinante en el que podemos ver como es la vida de esa gente que consideramos raritos pero de los que sabemos poco y más bien mal contado porque es como los han puesto en el cine durante toda la vida. La serie tiene ocho episodios, cada uno de media hora, con lo que no se hace pesada y en un par de ratos la puedes ver entera.

Esto está definitivamente vetado para los miembros del Clan de los Orcos y seguro que mola a los sub-intelectuales con GafaPasta más curiosos.

Publicada el
Categorizado como Series TV

Estación Once – Station Eleven

El año 2021 transcurría plácidamente y todo el mundo daba por sentado que sería el año ese de las cholas de Calamar, la serie esa de los kabezudos-koreanos-de-mielda en la que por un puñado de leuros, dejan que los maten con gusto o con disgusto y ya estábamos en diciembre, casi en navidades, cuando de la nada apareció Station Eleven y ya se ha convertido en la serie del año pasado. En España está en la cadena esa que se puede ver en el póster con el nombre tan chachi de Estación Once.

Esto suena a pandémico total pero se basa en un libro que se publicó antes de la pandemia y definitivamente, he encolado el libro para escucharlo. Tenemos que una gripe o algo así, de repente y en un corto período de tiempo, mata al noventa y nueve por ciento de los julays, devastando el planeta y destruyendo nuestras sociedades y aún más importante, acabando con casi todos nuestros influensers, que deberían estar protegidos en santuarios. Entre los sobrevivientes, veinte años después, tenemos que un grupo ha creado una especie de compañía de teatro que visita una serie de lugares cada año para que la gente en los mismos tengan al menos algo de lo que hubo en el pasado, algo de cultura. En esos viajes, siempre a los mismos sitios, año tras año, iremos descubriendo a los protagonistas y como llegaron al punto en el que están y también en otros lugares que primero no parecen formar parte de la historia pero finalmente lo serán.

Son diez gloriosos episodios de una serie que pese a que por el tema parece otra de mundos distópicos, pronto se transforma en algo mucho mejor, algo increíble. Cada episodio es casi como una película independiente y su orden puede llegar a desconcertar, e incluso, como con las pelis, algunos episodios te gustarán muchísimos y por otros no darás ni dos leuros, pero al final, cuando los has visto todos y tienes la imagen de la serie al completo en tu cabeza, es una historia fabulosa y preciosa, de amor, de amistad, de supervivencia, de solidaridad, de odio, de miedo y de un montón de cosas más. El inicio es espectacular, con un actor teniendo un paro cardíaco mientras está en el escenario y a partir de ahí, va a mejor. El primer episodio es en el que vemos o suponemos como se desmorona nuestro mundo pero incluso en ese, lo hacen de una manera considerada y suave, con amor.

Por la forma en la que está contada, es perfecta para ver un episodio por día e ir disfrutándola poco a poco. La temática y la forma en la que se hizo excluye totalmente a los miembros del Clan de los Orcos pero sí que gustará a muchos de los sub-intelectuales con GafaPasta.

Publicada el
Categorizado como Series TV