The Mandalorian

Otra de esas series que adoro, que me flipan y de la que estaba convencido que ya había escrito algo pero no es así. Esta tiene dos temporadas cortas, con ocho episodios espectaculares cada una y yo no veo la hora que llegue el año que viene para poder ver la tercera temporada. Es una serie ambientada en el universo de la Guerra de las Galaxias, o la Guarra de las Falacias, como la conocíamos nosotros, pero justo después de la primera trilogía, la original, que resulta ser la segunda trilogía ya que después le jincaron una por delante y otra por detrás. Se trata de The Mandalorian y en España se estrenó con el mismo título porque es obvio que significa truscoluña no es nación.

Un julay que es cazarecompensas, resulta que también es un Mandalorian, una especie de secta o grupo que no se quita el casco nunca delante de otros julays y que eran buenísimos haciendo su trabajo y luchando. El pavo anda por la periferia de la galaxia, entre Móstoles y Vecindario y como que le acoplan un bicho feo de vicio que tiene que llevar a un lugar que no sabe y entregárselo a alguien que tampoco tiene ni idea de quién puede ser y con el bicho ese, se pasará dos temporadas. Aquí la revelación, la fascinación, la adoración, está en el bicho, que es una especie de baby Yoda, que además es como lo conocemos todo. Es un bebé, es gracioso, es cabrón, es poderoso y nos hace pasar unos ratos brutales. El Mandalorian es Pedro Pascal, que al final acaba quitándose el casco en alguna ocasión y que con el casco o sin él, nos hace amar la serie y a sus personajes con toda nuestra alma. Esto es una bofetada en la cara a todos los que hicieron la primera y la tercera trilogía (o sea, las dos que nos empetaron después) porque mientas que ellos nunca llegaron a lograrlo, en esta, se inspiraron en la trilogía original y volvieron a crear la magia que tenía, volvieron a hacernos sentir niños que vivimos aventuras en una galaxia muy, muy, pero que muy, requeteque lejana. Los episodios no solían durar más de media hora, con lo que se puede hasta ver completa en un par de días.

Tiene una historia argumental fabulosa, en un universo que todos conocemos y amamos, está hecha bordeando la perfección, tiene acción, tiene momentos tiernos, divertidos, cachondos, tristes, lo tiene, todo, todo, todo. Esto es para los fans de la Guerra de la Galaxia de siempre, para todos y cada uno de los miembros del Clan de los Orcos y yo diría que hasta para los más jóvenes sub-intelectuales con GafaPasta. Televisión hecha a lo grande.

Publicada el
Categorizado como Series TV

The Boys

He estado meses comentando series y andaba totalmente convencido que esta de la que escribiré algo hoy ya la mencioné en algún pasado no tan lejano pero como el buscador del mejor blog sin premios en castellano está empeñado en no devolver ningún resultado, tengo que concluir que no, que nunca hablé de ella aunque seguramente, es una de mis series de anti superhéroes favorita. Se trata de The Boys y en España parece ser que se estrenó con el mismo título. Ya hemos tenido dos temporadas y yo rezo todas las noches para que llegue pronto la tercera. Se puede ver en la plataforma digital y tal y tal con nombre de río brasileño.

Olvídate de todo lo que sabes de los superhéroes. Resulta que en un mundo petado de los susodichos, están controlados por una multinacional corrupta y ellos mismos son lo peor de lo peor. Un grupo de vigilantes se arrejunta para tumbar esa corporación y a esta miasma y gentuza truscolana y podemita. Entre los vigilantes, un pavo llega al grupo después de ver como un superhéroe que corre rapidísimo, mata a su novia cuando la estaba agarrando por las manos en la calle y lo único que quedó de la chama fueron las manos. A partir de ahí desvía todo su odio y su ira contra los superhéroes. Decir que la serie es cruel, que tiene escenas gores que no veas, que no se cortan un pelo a la hora de mostrar burradas y de hecho, la muerte de la novia o la muerte de uno de los superhéroes te dejarán flipando. El lider de los superhéroes es lo peor de lo peor. En la segunda temporada, la trama se complicó aún más pero sigue siendo fabulosa y para la tercera, han contratado a Jensen Ackles, uno de los hermanos Winchester en Supernatural, con lo que yo veré esa temporada enterita tan pronto como se estrene. También decir que el pavo al que le matan a la novia es Jack Quaid, hijo de Dennis Quaid y de Meg Ryan y es que es clavadito, clavadito, clavadito al padre y a la madre, es flipante como tiene la sonrisa del padre, pero idéntica y la cara de la madre. Es además uno de los personajes más divertidos en la serie. Tiene mucha acción, tiene cachondeo, tiene crueldad, tiene malos rollos, esta serie lo tiene, todo, todo, todo y aún más.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, esto es como tu evangelio y te tiene que encantar. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, seguramente la serie te incomodará tanto como el tampón que te jincas por el orto para mantenerte tieso.

Publicada el
Categorizado como Series TV

El descubrimiento de las brujas – A Discovery of Witches

Todos lo sabemos pero lo vuelvo a repetir por si hay alguno muy lento o algún otro al que acaban de descongelar y todavía no está muy lúcido. Ponme un vampiro en una serie de televisión y ya me tienes enganchado como una perra, es que me da igual, yo hasta vería partidos de baloncesto en una liga con vampiros y mira que ese deporte me parece estúpido. ¡Qué coño! Hasta vería partidos de golf de vampiros y de adolescente usaba el golf para quedarme dormido cuando lo daban por la tele porque no hay nada más estúpidamente aburrido que eso. La serie de hoy se titula A Discovery of Witches y en España se estrenó como El descubrimiento de las brujas aunque no tengo ni pajolera idea de en qué cadena la dieron.

Una pava que es bruja y que viene de una familia muy de brujas, va a Oxford a investigar un papelote o algo así y allí conoce a un vampiro, que las brujas y los vampiros y los demonios, conviven pero se llevan todos entre ellos pero que fatal. Pues mira tú por donde, esta bruja se encoña del vampiro que casualmente se encoña de la bruja y los dos se pasarán una primera temporada intentando no ponerse la pierna encima para que el otro no levante cabeza y en la segunda, directamente, revolcándose como pecadores. La bruja no encuentra el papel que buscaba pero como que le vienen unos poderes especiales, como si estuviera comiendo espinacas, que no se me ocurre algo más asqueroso que comer. Por supuesto, entre los demonios, entre otras brujas y entre los vampiros, todo el mundo está inquieto porque estos dos tengan tejemanejes y además de resolver el enigma, tendrán que luchar contra todo y todos.

La serie funciona por la química de la pareja protagonista y quiero recalcar y recalco que aunque hay un vampiro y una bruja, no es de terror, es más bien de fantasía mezclada con calenturas y mucho drama. El arco de la primera temporada fue fabuloso y cuando pensaba que la cagarían con la segunda me sorprendieron y directamente dieron un bandazo espectacular y es que no te la ves venir por ningún lado. La bruja es la guapísima Teresa Palmer, que en muchas películas en las que ha salido le dan el papel de florero pero aquí por fin puede demostrar que si la dejan, sabe actuar. Esto en algunos momentos recuerda a la saga Crepúsculo, pero sin las ñoñerías de la pava, aquí ella tiene unos poderes de abra-cadabra que según va avanzando la temporada van aumentando y en algunos momentos, hasta el vampiro se acojona pensando que la pava, a poco que se la empete por el agujero equivocado, le puede hacer pupita de la peor.

Esto se lo pones a un miembro del Clan de los Orcos y es más que probable que se duerma en los primeros cinco minutos y por eso mismo, es más bien el tipo de producto que en secreto y sin reconocerlo nunca-jamás, verán los sub-intelectuales con GafaPasta.

Publicada el
Categorizado como Series TV

Siren

Hoy tenemos un placer culpable y una serie que si la comencé a ver, fue de chiripa, ya que me pilló sin capítulos de ninguna de las series que sigo y mirando lo que acababa de comenzar recientemente, esta fue la que más me gustó. Al final seguí viendo la temporada y la segunda y la tercera, en la que acabó, aunque si me lo preguntas a mí, yo diría que con las dos primeras hubo más que suficiente y la cancelaron porque es que ya no se les ocurrían ideas que no sonaran muy absurdas para la trama. Se trata de Siren y en España se estrenó (no se donde) con el mismo título y la frase truscoluña no es nación.

Un pescao enorme se sale del agua del mar y resulta que es una sirena a la que según se seca le crecen unas pezuñas y tiene la suerte que la encuentra un biólogo marino y su hembra y como que se la llevan a su keli a vivir con ellos porque eso es obviamente lo más normal. Enseñarán a la pava a hablar el cristiano, con sus limitaciones porque parece pensar un poquito distinto y al final el chamo descubrirá que se la pone morcillona que no veas y le quiere poner la pierna encima para que no levante cabeza pero es que su novia nota que tiene los pezones como diamantes y quiere restregar felpudos hasta inventar el fuego o algo así. Entre medias, movidas en el agua, que cuando la pava se mete y regresa a su mundillo hay movidas y movidas en tierra, con el ejército que está buscando a la chama porque sabe que por allí hay chicha y sueñan con nuevas armas submarinas.

En la primera temporada teníamos la sorpresa de la sirena en tierra y los calentones que les provocaba a los que estaban con ella. En la segunda tenemos las movidas con los militares y con más sirenas, que el poblacho en el que viven en la costa se infectó de sirenas, tanto hembras como sirenos, o quizás sirenes, que cuando son machos, les falta algún tipo de aleta por los bajos para marcar eso que tú sabes. En la tercera temporada ya eran guerras entre sirenas y otras movidas demasiado complicadas, el fin del mundo y del universo, la contaminación y demás y como que era demasiado complicada para un ser tan básico como yo. Aún así, llegué al final y suspiré cuando me enteré que la cancelaron y no tendría que sufrir la cuarta temporada.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, esta igual te mola porque tiene pavas ligeras de ropa, pelanduscas y de cuando en cuando, violencia. Por las razones anteriores, no es el tipo de producto que gusta a los sub-intelectuales con GafaPasta.

Publicada el
Categorizado como Series TV