C’mon C’mon. Siempre adelante


Yo supongo que el programador de la cadena de multicines a la que estoy abonado, debe tener un sistema en el que mira las pelis quizás veintiún minutos y dependiendo de quién la produjo y de la reacción que le provoca, acaba en los multicines normales o la condena a los dos de filmoteca que tienen y por los que pasa una cantidad ingente de títulos que prácticamente no duran nada, que si no los vas a ver según aparecen en la cartelera, seguramente te la perderás, como la peli que voy a comentar hoy y que se titula C’mon C’mon y aunque no se sabe si se estrenará en España, sí que le han puesto el fastuoso título de C’mon C’mon. Siempre adelante que rima perfectamente con truscoluña no es nación.

Un julay tiene que cuidar durante unos días que se transforman en semanas al capullo de su sobrino, ciertamente sin chimpún.

Un pavo que trabaja como periodista de radio o algo así, se ofrece a cuidar a su sobrino durante unos días mientras su hermana va a buscar al marido, que se rechifló pa’l coño. Los días se alargarán por las movidas de la hermana y el chamo se llevará al chiquillo a Nueva York y Nueva Orleans y ambos tendrán que aprender a convivir el uno con el otro, siendo muy diferentes.

La idea de la peli es original pero el problema es que, pese a estar bien hecha, tuvieron que estirarla mucho y los cien minutos que dura se podrían haber acortado en veinte y no se habría perdido nada, que tenemos infinidad de escenas de más de lo mismo con el tío y el sobrino luchando por demostrar quién tiene el control de la relación o algo así. Hay momentos muy buenos, cuando la relación entre ambos es íntima y cariñosa, pero también tenemos otros que desesperan al espectador porque nos los podíamos haber evitado. También pienso que podrían haber elegido mejor al niño, que el que pusieron funciona, pero no asombra y maravilla, como por ejemplo el de la película Belfast, que consigue que los espectadores lo adoremos.

Esto no es el cine que van a ver los miembros del Clan de los Orcos, aunque sí que puede atraer a algunos sub-intelectuales con GafaPasta. Personalmente, creo que quedó algo floja.


Una respuesta a “C’mon C’mon. Siempre adelante”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.