El arte de cagarla a fondo

La verdad que visto lo visto, el garrote vil debería volver a las plazas de las capitales y los políticos tanto neerlandeses como españoles deberían participar en una lotería diaria y a los ganadores darles el finiquito porque resulta que me muevo entre los dos países que más la han cagado y lo han hecho a conciencia. Ambos iban muy bien, superaron más o menos la ola post-navideña y todo pintaba bien y la han cagado, la han cagado hasta el fondo.

En los Países Bajos íbamos con el sistema de pasito a pasito hasta que tiraron la casa por la ventana y unos días antes del final de junio, quitaron la obligación de usar la mascarilla en interiores (en exteriores nunca existió), quitaron casi todas las otras restricciones, abrieron las discotecas y los interiores de los bares al cien por cien de capacidad según la premisa que la gente respetaría la distancia del metro y medio, que el subnormal que pensó que eso sucedería debería ser el primer ganador de la lotería del garrote vil y después vino lo que vino. Montaron un sistema de hacerte pruebas gratuitas para la gente que no estaba vacunada y el ministro de sanidad, en un alarde de genialidad que le da premio en la lotería, hizo que cualquiera con una sola vacuna obtuviese directamente, en el mismo instante en el que lo vacunaban, el código QúeRre para entrar en todos lados. Suma a eso que. algunas de las empresas que tenían que hacer las pruebas tenían a jóvenes con salarios mínimos trabajando para ellos y estos regalaron códigos de pruebas negativas a sus amigos, y el desastre estaba cantado.

En mi ciudad, en Utrecht, se organizó un festival de dos días el primer fin de semana de julio, un festival como de la liberación, sin distancias mínimas, con toqueteo, abrazos y todo lo demás. Veinte mil personas. Todos supuestamente con resultados negativos, aunque seguramente la cantidad de resultados falsos, o códigos copiados de otros era mayoritaria. La alcaldesa de la ciudad hasta se hizo una foto desde el escenario con una multitud de diez mil personas detrás de ella y sin distancias y hasta lo celebró. En los cuatro días siguientes, más de mil personas de las que fueron al festival, al aire libre, dieron positivo por el virus truscolán y podemita. Como además esa era la variante india, cada una de esas personas infectó a dos o tres y la ciudad de Utrecht, que hasta ahora había superado la pandemia sin cifras significativas, ha visto como han tenido que cerrar colegios, guarderías, supermercados sin empleados y casi que lo mejor era no salir a la calle porque los infectados estaban por todos lados. Esa misma imagen se repitió por todo el país, con una discoteca que visitaron setecientas personas en su primera noche y ciento ochenta cogieron el virus podemita y truscolán. Yo me marché el miércoles 7 de julio y el viernes el presidente y su infame y deleznable ministro se disculparon ante el país y ordenaron cancelar todos los festivales, cerrar los locales de baile, pero no volver a las mascarillas. Gracias a su desafortunada gestión, los Países Bajos, Portugal y España comparten el patético honor de ser la única zona de Europa con las infecciones desbocadas y en los mapas de la Unión, aparecen siempre en rojo obscuro. Los políticos portugueses o los españoles no lo hicieron mucho mejor, o no estarían esos dos países en el podio con los Países Bajos. Curiosamente, la peor zona de España es truscoluña, que hasta ahora no se sabía que las ratas transmiten la enfermedad pero parece ser que sí.

Cada vez soy más partidario que los países se gobiernen con una democracia real en la que todo el mundo, TODO el mundo, pueda votar digitalmente y así, cuando la cagamos, la cagamos en grupo y no por un puñado de necios que están ahí para trincar todo lo que puedan y colocar a toda la chusma y gentuza de sus familias.

Por sulaco

Maximus Julayus

3 comentarios

  1. Tienes toda la razón del mundo, pero además, tampoco se salva esa cantidad de descerebrados que parece que hacen todo lo posible para contagiarse ellos y a todo el mundo en sus botellones y demás saraos… 🙁
    Salud

  2. Inútiles hay en todos lados, ya ves tú que les costaba esperar a la inmunidad de grupo para levantar las restricciones. Son una panda de vividores que viven en sus propios mundos de Yupi. Y ahora que Sulaco es de género fluido tendrás que poner en cada anotación si eres chacho, chacha o chache.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.