El hombre más buscado – A Most Wanted Man

Hoy tenemos una película a la que ha beneficiado la reciente muerte de su protagonista. Gracias a esa publicidad gratuita, ha conseguido que se estrene en prácticamente todos y cada uno de los países del planeta y que aquellos que consideraban a Philip Seymour Hoffman un buen actor, vayan a verla. El problema, a la hora de hablar de la misma, es si tenemos que hacer la vista gorda y recordar al colega por lo buen actor que era o decimos la verdad. Yo opto por esto último y resumiendo, la película me pareció una puta mierda del copón. Se trata de A Most Wanted Man y en España se estrena la semana que viene con el título de El hombre más buscado .

Un montón de julays corren y corren y ni se pillan entre ellos

Un terrorista musulmán de mierda entra en Alemania ilegalmente y pretende que le den la guita que tenía su padre en un banco. Lo ayuda una pija insoportable que supuestamente es abogada y lo busca para darle candela de la buena un equipo de alguna agencia del gobierno que ni conocemos. Resulta que también hay otro hijodeputa terrorista musulmán que se hace pasar por bellísima persona y al que quieren coger porque saben que es malo como truscolán y le tienden una trampa o algo parecido. O como si dijéramos.

La medida de lo buena o mala que puede ser una película está en la capacidad de provocarme el sueño. No tuve problemas durante los anuncios antes de la peli, no tuve problemas con los trailers, no tuve problema ni con la espera de diez minutos en la sala pero fue comenzar la película y en menos de noventa segundos estaba dormitando y me costó casi una hora salir de ese estado porque la historia era una puta mierda, lenta y tediosa y soporífera en la que los actores parecen hablar para escuchar sus propias voces sin aportar más nada, el director no sabe como complicarlo todo aún más y nos lleva entre dos historias paralelas con terroristas musulmanes, que para mi son todos idénticos y solo consiguen confundirme y en la que Philip Seymour Hoffman estaba buscando la forma de matarse a base de fumar o le daban una paga adicional porque no tiene plano en el que no esté fumando y eso pese a las leyes que hay en Alemania y en Europa. Los putos cigarrillos no aportan nada a su personaje y entre eso y que lo que dice no tiene sentido, que el resto del elenco apesta hasta provocar arcadas, por ejemplo Willem Dafoe en el que debe ser el peor papel de su vida y que la acción brilla por su total y completa ausencia y los diálogos son interminables, acabas por desear que comiencen los títulos de crédito para salir por patas. Supuestamente, las películas basadas en historias de John le Carré tienen un montón de acción así que o se saltaron esos capítulos en la copia ilegal que se descargaron de Internet, o ese escritor hizo un tostón épico y más propio de Umberto Eco y similares.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos y se te ocurre entrar a ver esto, puede dañar tu única neurona y quizás no te la puedan reparar. No hay nada en esta película que te interese, ni siquiera se ven pezones como huevos fritos, así que ahórrate el disgusto. Probablemente y vista mi reacción, es perfecta para los mayores sub-intelectuales de GafaPasta. Para los demás, solo en el hipotético caso de que la pongan un domingo a las tres y media de la tarde en Antena Triste y la aprovechas para pegarte una siesta legendaria.

Publicada el
Categorizado como Cine Etiquetado como

Por sulaco

Maximus Julayus

2 comentarios

  1. Tranquilo, puedes decir que la peli es una puta mierda del copón aunque se suponga que tienes que hacerle la pelota al recién-difunto… él no te va a leer…

Los comentarios están cerrados.