Esta mierda me supera – I Am Not Okay with This

Cuando se estrenó la serie que voy a comentar en febrero del año pasado, como que ni me molesté porque no me parecía interesante. Unos meses más tarde y tras escuchar y leer en varios sitios que era un producto muy interesante decidí darle una oportunidad y creo que me la vi de una sentada, ya que los episodios eran de media hora y solo tiene siete. He leído que aunque iban a hacer una segunda parte, al final la empresa esa que es como una tele pero en digital y tal y tal decidió cancelarla. Se trata de I Am Not Okay with This y en España se estrenó con el mejor título de la historia de las series televisivas, Esta mierda me supera, como a mí truscoluña, que no es nación.

Una pava rarita, rarita (y estas palabras hay que decirlas con la voz más aguda que podáis hacer), tiene movidas en su casa, está en plena adolescencia y parece que le están saliendo unos superpoderes super chungos y que están relacionados con sus desajustes hormonales. Encima, el friki del barrio, que es rarito, rarito (ya sabes …) se ha encoñado de ella y le quiere poner la pierna encima para ayudar a empujar dentro el pollote hasta los mismísimos pelos de los güevos y ella que se deja aunque la que le pone los pezones como dos piedras de titanio es su mejor amiga, a la que busca la manera de hacerle un tijeretazo y restregar felpudos, o algo así. Con todo esto sucediendo, la chama se irá calentando y calentando hasta que llega a la fiesta del instituto y se monta allí un pitote que no veas.

Esto al final resultó una comedia negrísima con toques de ciencia ficción con una adolescente desfogada y que cuando se le suelta el pitorro (que no el potorro), toda esa energía la descarga como si fuera una explosión nuclear. La chica lo hace de fábula y el chamo de su barrio que se la quiere coger es aún más fabuloso que ella porque él es un friki en su estado más puro y está orgulloso de ello, empezando por un pelo que está pidiendo a gritos una intervención de la ONU para salvar a la humanidad. No me preguntes la razón porque mis entrañas son muy obscuras y tenebrosas pero esto me recuerda un montón a la camaradería que se creaba en El club de los cinco – The Breakfast Club y seguramente por eso me gustó tanto. Tengo clarísimo que en este caso, es el tipo de producto que solo un puñado de julays como el Elegido son capaces de apreciar y disfrutar, así que no creo que ni los miembros del Clan de los Orcos ni los sub-intelectuales con GafaPasta deberían intentar verla porque está muy por encima de sus posibilidades intelectuales.

Por sulaco

Maximus Julayus

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.