La semana pasada en Distorsiones

Comenzamos la semana pasada celebrando las 12000 anotaciones del mejor blog sin premios en castellano, algo con mucho mérito porque cuando se daban premios, había cienes y cienes de millardos de blogs y ahora que ya no se dan, han desaparecido casi todos y se ha quedado el mío solito, que por ejemplo el Ancestral ahora copia la anotación de Navidad de un año para otro y se queda tan a gustito. Tuvimos el repaso mensual de las guerras entre comentaristas en Entre navajeros y está claro que al final, solo puede quedar uno en el segundo puesto y por ahora parece que será Virtuditas, que está defendiendo con las uñas negras de los pies ese puesto y como no se las ha cortado en toda la pandemia truscolana y podemita, las tiene como cuchillos con hojas de diez centímetros de largo. En las obras de pintado de mi casa vimos los colores del cuarto con la buhardilla en Marrón, gris y crema y El baño en blanco papiro y crema. En La pruebota tenemos prueba visual de que se puede hacer de otra manera.

En Kanchanaburi, nos vimos Pasando en tren sobre el puente Tham Krasae y todos flipábamos En el tren hacia Kanchanaburi y hasta estuvimos en El interior del tren a Kanchanaburi y nos quedamos con El camioncito tren.

Las series de esta semana fueron la divertidísima Ted Lasso, la fabulosa Normal People, la locura alcohólica de The Flight Attendant y las tribulaciones de Esta mierda me supera – I Am Not Okay with This.

Finalmente, la comida que salió de mi cocina fue:

Y así transcurrió la semana.

Por sulaco

Maximus Julayus

4 comentarios

  1. Que haya habido días de encierro total y que tuviese que estar en casa no es excusa para no mantener la higiene, so cochino, menda se ducha todos los días y hasta me obligaba a vestirme con ropa de persona en vez de cambiarme el pijama y ya. Y fueron pocos días porque se supone que mi trabajo es «esencial», así que aunque el resto de la gente tuviese más relax, yo tuve que cumplir con hacienda y la seguridad social… es lo que hay.

  2. En el cuchillero de la cocina incluso más grandes, en los pies va a ser que no.

  3. Mientes como un bellaco, no me copio a mi mismo, lo hago en Goo y no repito todos los años la misma felicitación, la cambio, y lo sabes, chaval… 🙂
    Salud

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.