Categorías
Cine

La isla mínima

Yo creo que la última vez que se estrenó en la cartelera holandesa una película española o sudamericana, yo recién acababa de hacer la primera y última comunión, después de dos años de entrenamiento y hostias con don Manuel, cura que tiene una mano igual de rápida que una cobra cuando ataca y con la que no se privaba de arrearme moquetazos. Por eso, hace casi un mes, cuando vi que en la filmoteca ponían una película en español y además es una que creo que uno+cero comentó en una cena en Gran Canaria y se refirió a ella como una de las mejores películas del año en el que la vio, salí por patas a verla. Se trata de La isla mínima, película que estuvo en la cartelera española allá por septiembre del año pasado y que por fin han traído a un cine cerca de mí.

Dos julays investigan un crimen y descubren un montón más

En la España de hace treinta y cinco años, una pava desaparece de su casa y dos policías de distinto origen investigan el crimen. Uno parece trigo limpio y el otro tiene pinta de ser más malo que un presidente de truscoluña, que no es nación. Ambos deberán aprender a trabajar juntos para resolver este crimen y otros más porque con lo que se encuentran es conque hay una serie de mujeres que han ido desapareciendo a lo largo de los años.

Siendo un thriller, esto tenía todos los puntos para no gustarme. De alguna manera, la forma pausada en la que introducen la historia, el ritmo que imprime el director, que se toma su tiempo para llegar a donde quiera y una fotografía absolutamente maravillosa acabaron ganándome. La película te deja absorber todo lo que pasa con calme. Esto es casi como un viaje en el tiempo al pasado. Los planos aéreos en los que se pueden ver los canales y el agua moviéndose en los mismos me fascinaron. La manera en la que la gente oculta información, o como desconfían de la policía, que acaba de salir del franquismo y todavía se les ve como opresores, las reacciones de la gente ante el dolor, todo crea un producto fabuloso. Los dos protagonistas están que se salen, aunque mi favorito de lejos es Raúl Arévalo como el poli bueno que avanza a trompicones por la historia. Aún así, decir que Javier Gutiérrez se hace también un papelón como el poli con pasado problemático y métodos quizás algo rastreros. No hay mucho más que decir y además, ya la habéis visto todos. Esto es un peliculón épico.

Un miembro del Clan de los Orcos va al cine a ver esto y se le fríe la neurona única y cae muerto allí mismo. Un sub-intelectual de GafaPasta no va al cine a ver una cosa tan buena y se merece que le quiten las gafas y se las rompan. Hay que verla sí o sí.

Por sulaco

Maximus Julayus

3 respuestas a «La isla mínima»

Me alegra saber que te ha gustado. Sigue pareciéndome de lo mejor que he visto en mucho tiempo. Claro que no veo ni el 10% de cine que devoras tú, por lo que dar con películas de ese nivel es complicado.

Cambiado de tema, más bien de medio, he visto un par de capítulos de la serie Halt & Catch Fire (en IMDB) y está resultando sumamente interesante.

Ya era hora que viera una peli antes que tu, no esperaba que le dieras la máxima puntuación, pero tienes razón, estoy de acuerdo contigo, se lo merece 🙂
Salud

Los comentarios están cerrados.