La ruleta de la fortuna y la fantasía – Gûzen to sôzô


No lo recuerdo pero tengo claro que la última vez que estuve en Amsterdam para ir a la filmoteca me tuvo que mirar una tuerta y me gafó que no veas, que después del fracaso francés yo pensaba que remontaríamos y aunque al final esta no fue tan mal, tampoco es una que vaya a recordar para los restos. Esto además es una película que en realidad son tres historias separadas e independientes arrejuntadas para tener un único producto y por si no lo había mencionado, es japonesa, con lo que tenemos las habituales polladas de los japoneses, que no sé si es por su lengua o por su cultura, pero se traban con gilipolleces nimias y a las cosas importantes no les dan importancia alguna. La peli se titula Gûzen to sôzô y al parecer ya pasó por los cines españoles el año pasado con el título de La ruleta de la fortuna y la fantasía.

Unas julays se traban con polladas que no veas, pero sin chimpún.

Tenemos tres historias. En la primera, una pollardona está como encoñada o algo así de un tipo, no me quedó claro porque primero se entera que su supuesta mejor amiga se ha enrollado con él, se lo calla y después va a donde sabe que está él para restregarle el potorro o cosa así y al final acaban los tres en un café o quizás no. En la segunda, un profesor gilipollas de universidad tiene que tratar con una alumna que quiere que se la empete hasta los pelos de los güevos pero él siempre deja la puerta de su despacho abierta y en la tercera historia, una pollardona acude a una de esas reuniones que celebran el aniversario del paso por la escuela y allí no reconoce a nadie y particularmente no a la que buscaba, después en la estación de tren se cruza con una pava que cree identificar y acaban las dos dorándose la píldora aunque resultó que realmente no se conocían, o algo así.

Esto es super-hiper-mega denso para mi, las historias son estúpidas y tengo que reconocer que con la del profesor me dormí, que masque más absoluto con la segunda historia, que es mala. La tercera quizás fue la mejor, con las dos pavas que creen que se conocen pero en realidad no se conocen, en esa al menos el tema era interesante, aunque no para una película. La primera tampoco me convenció, la que tenía el trauma porque estaba encoñada del tío mejor le hubiese puesto el potorro en la cara para que se lo comiera cuando tuvo la oportunidad y nos habríamos ahorrado cuarenta minutos de diatribas y gilipolleces. Esto es artisteo japonés y supongo que hay gente que se emociona hasta las lágrimas pero ya confirmo que yo no soy de ese grupo.

Si eres un miembro del Clan de los Orcos, huye de cualquier lugar en el que veas el poster. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, esto debe ser algo que tú sabrás apreciar enormemente. No funcionó conmigo.


Una respuesta a “La ruleta de la fortuna y la fantasía – Gûzen to sôzô”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.